El Olympiacos defenderá el título tras pasar por encima del CSKA

L. C.MADRID.

El Olympiacos reservó una plaza en la final de la Euroliga de mañana al imponerse con claridad al CSKA de Moscú (52-69) en la primera semifinal de la Final Four que se disputa en Londres. Los griegos de Georgios Barzokas dejaron sin argumentos al conjunto que esta temporada dirige el italiano Ettore Messina y que la pasada campaña sucumbió ante ellos por tan sólo un punto, en la final de la máxima competición europea.

Sin los rusos Alekséi Shved y Andréi Kirilenko, los dos puntales del CSKA la pasada temporada -este año en los Minnesota Timberwolves del español Ricky Rubio-, los rusos resultaron arrollados por un Olympiacos que había sucumbido ante ellos en cuatro de sus últimos cinco choques.

De salida, los helenos tuvieron a Printezis como principal argumento anotador y a Vassilis Spanoulis como director del juego ante un CSKA que no daba con la forma de frenar a los de El Pireo. Con diecisiete puntos de demora en el tercer cuarto, los rusos se dieron por vencidos en un pabellón inundado por el rugido de la afición griega, que ya se ve luchando por añadir una tercera Euroliga al palmarés del Olympiacos.