Dos años y tres meses de cárcel para el atracador de bancos que usó una catana

E. F. V.BADAJOZ.

El juzgado de lo penal número 1 de Badajoz ha impuesto una pena de dos años y tres meses de prisión a Julián J. P., el delincuente que el pasado 11 de febrero entró armado con una catana en la sucursal que Caja de Badajoz tiene en Suerte de Saavedra con la intención de cometer un atraco.

Un empleado de la entidad explicó ese día que el delincuente iba vestido con ropa de camuflaje y que se cubría la cara con una especie de bufanda, aunque lo que más llamó la atención a los presentes fue la catana que esgrimía, puesto que tenía 30 centímetros de hoja y 14 centímetros de puño.

Con esas amenazas, logró apoderarse de 840 euros, pero una trabajadora que se encontraba en los aseos del banco avisó a la Policía Nacional y los agentes pudieron detener al atracador cuando salía de la oficina.

Dos meses después de cometer este delito, la juez considera probada la tentativa de atraco y lo condena por un robo con intimidación y uso de arma en local abierto al público en grado de tentativa.

El juzgado ha considerado que su responsabilidad se agrava porque es reincidente. La prueba está en que el juzgado de instrucción número 1 de Montijo ya lo condenó en el año 2010 por otro robo con fuerza en las cosas.

El condenado tiene 49 años y también fue detenido en julio del año pasado como presunto autor del robo cometido en la oficina que Cajalmendralejo tiene en la avenida Carolina Coronado. Allí actuó armado con una pistola de fogueo y gritó al trabajador de la entidad «esto es un robo, no te quiero hacer daño, me van a quitar la casa y a mis hijos, haz todo lo que te diga». Se apoderó de 10.216 euros, pero fue detenido días más tarde y puesto a disposición judicial.

La sentencia ahora dictada conlleva una condena de dos años y tres meses de prisión.