Chávez monopoliza la disputa electoral venezolana

Capriles recuerda a Maduro que no es el comandante, mientras el oficialismo mantiene vivo su recuerdo

MILAGROS LÓPEZ DE GUEREÑO CORRESPONSALLA HABANA.

Chávez de joven, Chávez poco antes de morir, Chávez en fotos, Chávez en televisión, cantando, cargando niños, haciendo ejercicio, Chávez como nombre del Comando de Campaña del oficialismo, dando nombre a calles e incluso a dos cátedras universitarias que estudiarán su pensamiento. Para el entorno de Nicolás Maduro, presidente encargado y candidato a las elecciones del 14 de abril, la continuidad del proyecto bolivariano descansa en torno al mitificado Hugo Chávez Frías. En el lado opuesto, Henrique Capriles ataca -«Nicolás tú no eres Chávez»-, intentando acercarlo a un nivel más terrenal. Y ambos bandos arrecian el cruce de descalificaciones.

El abogado y gobernador del estado de Miranda, de 40 años, insistió en la inconstitucionalidad del mandato de Maduro y puso el dedo en la llaga al afirmar que es el entonces vicepresidente quien gobernó Venezuela desde que Chávez viajó en diciembre a La Habana para tratarse el cáncer detectado en junio del 2008, y falsificó su firma en decretos. «Nicolás ya tiene cuatro meses gobernando y veamos el desastre. Paquetazo (devaluación del dólar que pasó del 4,30 al 6,30, un 32% menos), más inflación, más escasez, más inseguridad, más desempleo» denunció en Twitter. El opositor, que aceptó participar en una contienda electoral seis meses después de haber perdido frente a Chávez por más del 11% de los votos, pidió a los venezolanos unirse. «Veamos lo que han hecho en cuatro meses, imaginemos cinco años más. Está en nosotros que eso no ocurra, hay que activarse en todo el país», dijo asegurando que los casi 6,5 millones de votos ya eran 7.

Aunque se han inscrito otros seis candidatos a las elecciones, la batalla está circunscrita a Maduro y Capriles. Cruz Ortiz, representante del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), acusó al opositor de tener «un plan macabro» para «crear un clima de zozobra y violencia general en nuestra nación, con la idea de justificar su retiro de las elecciones en medio de la campaña». Igualmente, el oficialismo cuestionó que Capriles formalizara el registro de su candidatura a través de un representante, pero mucho más se criticó que Leopoldo López, otro opositor destacado, llamara a «recuperar la democracia por la fuerza», según un panfleto mostrado en el programa de la televisión oficial, Venezolana de Televisión.

El mensaje decía: «Actívate, ni el títere de La Habana, ni sus patrones impedirán que los venezolanos sigamos expresando nuestras ideas, ni ejercer nuestros derechos, basta de palabras, queremos acciones, no más líderes dormidos, si tenemos que recuperar la democracia por la fuerza, lo haremos, si es necesario que incendiemos las calles, lo haremos».

Por su parte Maduro, que ayer anunciaba un plan de desarme nacional, también animó a los chavistas a «tomar un fusil» para defender sus logros. El jefe del comando de campaña Hugo Chávez, Jorge Rodríguez, defendió al candidato del gobernante PSUV y también calificó a Capriles de «canalla». Agregó: «No importa que insulte. Eso se lo vamos a cobrar con votos». En este toma y daca, también el jefe del comando de campaña de Capriles, Henri Falcón, denunció que le tenían preparada «una emboscada» en el Consejo Nacional Electoral. Dijo disponer de informaciones «muy serias de fuentes fidedignas, incluso de organismos de seguridad del propio Gobierno» y por esa razón el candidato no fue personalmente a formalizar su registro.

Quién enfermó al líder

Paralelamente, el Ejecutivo sigue tomando decisiones de gobierno. Por ejemplo, hizo efectivo con la publicación en el BOE local el nombramiento como vicepresidente de Jorge Arreaza, yerno de Chávez, que se encargará de dirigir el Programa y Gestión de Gobierno en el equipo de campaña para los comicios.

Maduro confirmó en una entrevista exclusiva a Telesur que habían creado la comisión que investigará si el carcinoma que mató al mandatario fue provocado por «enemigos de la patria». Antes de morir el mandatario dijo que tenían «pistas». Y Maduro agregó que «en su momento» darán a conocer el tipo de cáncer que padeció, que «rompía todas las regularidades». Mientras, en cada una de sus muchas apariciones, el presidente encargado reitera la llamada a «mantener la paz y la tranquilidad, y a estar alerta ante estas intenciones del imperialismo estadounidense y de sus representantes locales».

Pese a todo, Luis Vicente León, Presidente de Datanálisis, sostiene que no hay «nada inesperado» en los choques entre Maduro y Capriles. «Están haciendo los movimientos que les corresponde», agrega. Tienen un mes por delante para seguir a cuchilladas.

Fotos

Vídeos