El viaje liberador de Susanne Themlitz

Su obra está presente en el Meiac pacense y ha sido exhibida en el Mace de Elvas

M. BARRADO TIMÓNBADAJOZ.
Susanne Themlitz pasea entre las instalaciones de 'Still Alive' en la Galería Ángeles Baños. ::                             J. V. ARNELAS/
Susanne Themlitz pasea entre las instalaciones de 'Still Alive' en la Galería Ángeles Baños. :: J. V. ARNELAS

La artista lusogermana Susanne Themlitz (Lisboa, 1968) expone en Badajoz el exhuberante y casi vegetal mundo onírico de sus dibujos y la simplicidad natural de sus instalaciones. Su obra es conocida en la capital pacense desde hace muchos años a través de las nueve piezas que el Meiac (Museo Extremeño Iberoamericano de Arte Contemporáneo) adquirió en 1999 de su serie 'Egomaniacos e imperfeitos' y por la presencia de su trabajo en el Mace, Museo de Arte Contemporáneo de Elvas.

Ahora podrá verse hasta el próximo 13 de marzo en la Galería Ángeles Baños su exposición 'Still Alive'. Themlitz acudió el pasado año a la feria Just Madrid con la oferta de esta misma galería y ha sido partícipe habitual de sus exposiciones colectivas.

Sobre la significación actual de 'Egomaniacos e imperfeitos' recuerda que ya entonces mostraban la dualidad en su uso de técnicas diferentes, fotografía y dibujos en la pared «que se solapaban y se bifurcaban» en el caso de aquella serie de finales de los 90. Desde entonces, se reserva la libertad para elegir la técnica que le conviene en cada momento y para meditar los montajes que realizará en cada espacio donde expone su obra.

No hay nada improvisado en su capacidad para adaptar a sus instalaciones soportes u objetos que se integran como un guante en la exposición. Antes de exponer, estudia durante meses a través de fotos la planta de la galería y sabe donde irá cada obra, aunque se reserva «una abertura» por si es preciso realizar a través de ella alguna modificación. «El montaje supone terminar algo y es necesario estar abierta hasta el último momento -decía ayer en las horas previas a la inauguración, que tuvo lugar por la tarde-. Aquí hay objetos que datan de 2010 y quería finalizar con ellos aquí. Por eso había pedido a Ángeles una serie de materiales que pudiera manejar con cierta sorpresa. Eso es para mí muy enriquecedor».

Su mundo artístico de apariencia cuasi vegetal es en realidad «la oferta de un viaje posible o vestigios de viajes cerebrales, una superposición de nuestra vida con otra de momentos más románticos, de algo en mutación», según comenta la artista.

Susanne Themlitz opina que el funcionamiento del Mace elvense ha propiciado una mayor comunicación artística entre España y Portugal, que en su caso ha existido siempre porque conoce Badajoz desde siempre («de ir y venir») y ha asistido a diversas ediciones de la Feria Arco. En ese sentido, dice que la relación artística entre ambos países ha construido un entramado sólido desde finales de los años 90 y en la actualidad es francamente fraterna.

Themlitz, que reparte su vida a partes iguales entre Alemania y Portugal, reconoce que sus ventas no están muy afectadas por la crisis y dice que no siente la tirantez que los recortes económicos han generado a veces entre Alemania y Portugal. «Me siento portuguesa y los portugueses no me sienten alemana y en Alemania estoy completamente integrada. No hay problema».

Fotos

Vídeos