«En Suiza, ser músico es como en Extremadura ser médico»

Clara García Oboísta Esta joven de Badajoz hace un máster de oboe en Zurich con uno de los mejores oboístas del mundo y toca en varias orquestas suizas

J. R. ALONSO DE LA TORRE
«En Suiza, ser músico es como en Extremadura ser médico»

Su padre es músico. Dirige la banda de Llerena. Clara María García Romero nació con una tuba al lado. En su casa sonaba música clásica en el salón y a su madre siempre la asocia con Pavarotti. Un buen día, su padre le dijo que estudiaría oboe. A ella no le gustaba mucho el instrumento porque no brillaba como una trompeta, pero «se hizo oboe» como su padre se «había hecho tuba».

-¿Badajoz es una ciudad musical?

-Badajoz es la ciudad más importante de Extremadura musicalmente, pero no tiene comparación con Zurich, donde estoy viviendo y estudiando. Allí hay un gran respeto hacia la música. En Badajoz, el conservatorio está lleno de niños, igual que en Cáceres, pero si en Zurich me preguntan que a qué me dedico y digo que toco el oboe, noto un gran respeto, es lo más superior que puede ser una persona. En Suiza, ser músico es como en Extremadura ser médico. Allí a los músicos se le tiene un gran respeto y todo el mundo sabe lo que es un oboe. Aquí, te preguntan que si es un clarinete un poco raro. Aquí, si digo que soy oboísta, replican: «¿Y qué más haces, no estudias algo en la universidad?».

Mas información en quioscos y Kiosko y Más

Fotos

Vídeos