El arzobispo concede la coronación canónica a la Virgen de la Soledad

Se celebrará un acto el 8 de junio en las escalinatas de la catedral para festejar esta distinción

ROCÍO SÁNCHEZ RODRÍGUEZBADAJOZ.
La corona que lucirá la Virgen, la de la imagen, se hizo en 1917. ::
                             HOY/
La corona que lucirá la Virgen, la de la imagen, se hizo en 1917. :: HOY

El hermano mayor de La Soledad, Joaquín Gil, tiene un gozo en el alma. «Esta es la mejor noticia que nos podían dar», asegura. El arzobispado de Mérida-Badajoz ha decidido conceder a su Virgen la coronación canónica, de manera que La Soledad será la cuarta imagen de la Archidiócesis en disfrutar de esta distinción (también la tienen la Virgen de los Remedios de Fregenal de la Sierra, La Estrella de Los Santos de Maimona y La Piedad de Almendralejo).

Fue el propio arzobispo de Mérida-Badajoz, Santiago García Aracil, quien anunció esta buena nueva durante la misa del Día de Reyes que tuvo lugar el pasado domingo en la catedral pacense.

El acto de coronación tendrá lugar el 8 de junio en las escalinatas de la citada catedral, donde se colocará un gran altar y se llevará a la Virgen en su paso, bajo palio. «Ya se han encargado cincuenta casullas porque están invitados, como mínimo, cincuenta sacerdotes. Así todos irán vestidos iguales», cuenta Joaquín Gil.

Pero, ¿qué significado tiene la coronación canónica? «Es un rito litúrgico que se ha venido usando para resaltar la devoción a una imagen de la Virgen. Se la nombra reina porque es la madre del hijo de Dios, el Rey del Universo, por lo que a ella se le corona como madre del Rey», explica Gil.

Para los devotos de La Soledad, es una acto muy importante porque viene a reconocer la gran admiración que tanto la ciudad como la provincia tienen hacia su Virgen. De hecho, ese fervor ha sido uno de los motivos por los que el arzobispo ha concedido la coronación. «Hace cuatro siglos que se venera a La Soledad», recuerda el hermano mayor. Otro asunto que se ha tenido en cuenta ha sido la caridad de la cofradía. «Cuando llevamos a la Virgen a distintas parroquias, a los párrocos les damos una cantidad importante de dinero para las necesidades de su iglesia y su comunidad».

Esa donación procede, a su vez, de las dádivas de los fieles, asegura Gil. Es más, continúa, la corona que se va a poner a la Virgen el 8 de junio es una reliquia de 1917 que se elaboró con los donativos de los devotos hasta esa fecha. «Daban joyas de oro, por ejemplo. Y con esas joyas se hizo la corona, que es la misma con la que la Virgen de La Soledad sale en procesión cada Jueves Santo. Con la austeridad que tenemos ahora, no es posible hacer otra, y más aún teniendo esta tan preciosa».

La afamada corona será expuesta desde este mismo mes de enero en el escaparate de la joyería Castellanos de la calle del Obispo San Juan de Ribera «para que los pacenses puedan apreciarla».

Un proceso largo

Joaquín Gil subraya que ha sido un proceso largo para conseguir esta concesión a La Soledad, patrona de Badajoz. «Fue el 16 de julio de 2008 cuando hicimos la solicitud en el arzobispado de Mérida-Badajoz». Asimismo, recuerda que antiguamente el procedimiento era mucho más complejo: «Para conseguir la distinción había que ir a Roma, pero el papa Juan Pablo II lo cambió y dotó a los obispos de esta facultad».

El hermano mayor de La Soledad expresa que siente una gran ilusión por este regalo que han recibido y dice que es también un homenaje a todos los que los han precedido. «Esta es una de las mejores noticias para Badajoz», afirma convencido.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos