El PSOE vuelve a la carga contra las tasas judiciales para divorcios por malos tratos

R. C.MADRID.

La vicesecretaria general del PSOE, Elena Valenciano, afeó ayer al Gobierno que reconozca, «con la mayor tranquilidad», que las mujeres víctimas de malos tratos están siendo obligadas a pagar tasas judiciales de 300 euros para poder divorciarse de sus maltratadores «y no haga nada para impedirlo». «Exigimos a Gallardón -dijo- que cumpla su palabra».

La dirigente socialista recordó que el ministro de Justicia afirmó en noviembre que las mujeres víctimas de agresiones por parte de sus parejas estarían exentas del pago de las polémicas tasas aprobadas recientemente por el Ejecutivo. Sin embargo, la delegada del Gobierno para la Violencia de Género, Blanca Hernández, reconoció ayer en la Ser que las mujeres maltratadas sí deben pagar tasas judiciales para divorciarse.

Petición rechazada

El Gobierno rechazó la petición de exención que hizo el PSOE en sus enmiendas a la ley de tasas, el pasado noviembre, pero Gallardón afirmó que la exención quedaría regulada en la ley de Justicia Gratuita, que supuestamente iba a aprobar en dos semanas el Gobierno. La tramitación de esa norma, sin embargo, ha sido aplazada. Y el PSOE pide ahora una regulación de urgencia porque, dice, «las mujeres no pueden esperar a que el Constitucional resuelva ni a que Gallardón las castigue mientras dure el trámite parlamentario de la reforma de la Ley de Justicia Gratuita».

«Se está obligando a las víctimas de malos tratos a pagar la tasa de 300 euros, si quieren romper el vinculo matrimonial con el violento, a lo que tendrán que sumar el 0,5 por ciento sobre el valor de los bienes gananciales a liquidar u otras demandas, como la pensión compensatoria o las indemnizaciones por dedicación a la familia, por ejemplo», se lamenta el PSOE.