La Policía alerta del aumento de delitos informáticos relacionados con menores

Los más habituales en Badajoz son el 'ciberbulling' o acoso escolar en la Red y el 'sexting', intercambiarse fotos desnudos

NATALIA REIGADASBADAJOZ.
Compartir imágenes eróticas se da mucho entre menores. ::                             HOY/
Compartir imágenes eróticas se da mucho entre menores. :: HOY

Una foto desnuda acaba en Internet y una niña se convierte en el centro de las burlas de sus compañeros de clase, le roban la identidad a un menor y la usan para insultar a otros o un adulto se aprovecha de la Red para contactar con adolescentes. Son tres delitos informáticos que suenan lejanos, pero que ocurren en Badajoz y cada vez más. Por esa razón la Jefatura Superior de Policía de Badajoz alerta del aumento de delitos informáticos y acoso a menores.

Esta subida responde a un crecimiento de los delitos informáticos en general según constata el Grupo de Delincuencia Económica y Tecnológica de Badajoz. En los últimos años estas infracciones no han dejado de crecer y la razón es obvia, cada vez hay más usuarios de Internet. Por otra parte, según indican en el grupo de investigación, los avances en comunicaciones, como las redes sociales, las compras en la Red o los teléfonos móviles, tienen sus ventajas pero los delincuentes también han sabido aprovecharse.

En 2012 en Badajoz hay cinco tipos de delitos informáticos que han sido los más denunciados e investigados por la Policía Nacional. Cuatro de estos bloques son las estafas, el descubrimiento y revelación de secretos, la suplantación de identidad y las calumnias. En todos estos hay casos de menores, pero además hay un quinto bloque donde los agentes recogen específicamente los delitos con niños.

Incluso con 11 años

Lo sorprendente, según los datos de la Policía Nacional, es que lo más habitual es que los implicados tengan entre 12 y 15 años, aunque el caso más llamativo fue el de un niño de 11 años que además era el autor del delito.

Dentro del bloque de menores hay otros tres delitos que son los que más se han detectado en la ciudad. El primero es el 'ciberbulling' o acoso escolar a través de Internet. El caso más típico es que se suplante la identidad del menor en una red social y se insulte a otros o se le ridiculice. Esto provoca que luego le peguen en clase, se metan con el o lo aíslen según indica la Policía.

«Antes si un padre veía a un menor preocupado, le preguntaba ¿te han hecho algo en el cole? Ahora también hay que preguntar si le ha pasado algo en Internet», indica el subinspector de Delincuencia Tecnológica de Badajoz. Este policía es uno de los agentes que imparte charlas en colegios e institutos para mentalizar en a los menores.

Además del ciberacoso suelen acudir, tanto a hablar con los alumnos como con los padres, cuando hay casos de 'sexting'. Esta practica, que se ha generalizado debido a los chats en los móviles, consiste en compartir fotografías con contenido sexual.

«En las charlas les indicó, por ejemplo, que pueden enviarle una foto desnuda a un novio, pero pueden romper y esa imagen puede acabar en Internet por despecho», indica el subinspector. Este profesional explica que últimamente en sus charlas usa el ejemplo de Amanda Todd, una menor que fue acosada tras captar una imagen de su pecho con una webcam y que se ha suicidado por ello.

«No son conscientes de que en su caso es pornografía infantil aunque el que lo reciba también sea un menor. Es grave», asegura el Policía que añade que el autor tiene responsabilidad y que la víctima puede sufrir graves secuelas, incluso el suicidio. En este punto recuerda que la Ley del Menor permite a los padres pedir que se retire cualquier fotografía de un menor de 14 años y además el Gobierno ha indicado que va a endurecer la pena por difusión de secretos e imágenes en Internet, también para adultos. Lo mejor, ante cualquier caso de este tipo, es atajarlo lo antes posible, por ejemplo, pidiendo la intervención de la Policía para que acuda al centro escolar y corte de raíz el problema.

El tercer tipo de delito relacionado con menores que más investiga la Policía pacense es la localización de pederastas. De hecho han finalizado varias investigaciones con éxito. Se trata de búsquedas complicadas porque en Internet no hay fronteras, pero con tiempo se localiza a los autores. En este punto hay una novedad que preocupa a los Policías y es que muchos móviles incluyen geolocalización por lo que los menores, al subir una foto, incluyen en esta dónde están. Con un programa gratis cualquiera puede saberlo por lo que recomienda desactivar esta función en los teléfonos de menores.

Fotos

Vídeos