El PP afirma que Portaje es una «aberración partidista»

REDACCIÓNCÁCERES.

«La obra de Portaje fue, desde su inicio, una aberración partidista», aseguró ayer el equipo de gobierno municipal en una comunicado de prensa con el que se replicaba al PSOE, muy crítico con la falta de inversiones para Cáceres prevista en los Presupuestos Generales de Estado de 2013. Hay que recordar que el trasvase de Portaje ha prolongado un año más, hasta el 2017, su terminación por la merma presupuestaria.

Según el PP, esta obra se puso en marcha «para acabar con el Plan Hidrológico Nacional, a pesar de que fuera una solución más cara en su construcción (que un nuevo pantano), que supondrá más gasto para los vecinos de Cáceres, además de una mayor complejidad técnica».

Asimismo, se reconoce que los datos de paro en la ciudad «no son positivos», al tiempo que se defiende la gestión realizada por Elena Nevado.

Para el Grupo Socialista, sin embargo, los Presupuestos de 2013 son una mala noticia para la ciudad. «La prosperidad prometida queda traducida en una reducción de la inversión del Estado de un 11 %», aseguró ayer el concejal Vicente Valle, quien repasó todos los proyectos que siguen pendientes.