Recargo del 20% para los autónomos si se retrasan un día en su cotización

El incremento del IVA y los impagos de las administraciones complican al límite su situación, denuncia la organización ATA

C. J. VINAGREMÉRIDA.
Cándido Sánchez (dcha), junto a su socio emeritense, autónomos de mantenimiento integral. ::
                             BRÍGIDO/
Cándido Sánchez (dcha), junto a su socio emeritense, autónomos de mantenimiento integral. :: BRÍGIDO

Desde el 1 de septiembre los autónomos tienen otra mala noticia: serán penalizados con un recargo del 20 % cuando se retrasen un solo día en el pago de las cotizaciones sociales. A ese obstáculo se añade otro, siguen teniendo que liquidar el nuevo IVA con Hacienda por adelantado, una cantidad más alta ahora por la propia subida del impuesto, a pesar de que sus clientes, principalmente administraciones públicas, se demoren en el pago de sus deudas. Y señalan un tercer golpe más: las retenciones a profesionales suben del 15% al 21% hasta enero de 2014, cuando se situarán en el 19%. Esta triple combinación hace que los autónomos vivan una situación económica más difícil.

«Todo está más complicado», resume Raquel de Prado, presidenta de ATA (Asociaciones de Trabajadores Autónomos) Extremadura. «Vamos a asumir la subida del IVA y encima tenemos más dificultades», insiste. Se refiere a que, desde el pasado sábado, el Gobierno central ha unificado las multas a imponer por el retraso en el abono de cuotas a la Seguridad Social. Antes, si no se pagaba en el plazo del mes el recargo era de un 3 %; si pasaban dos meses, se subía al 5 %, y, tras tres meses, el 10%. Ahora, el Ejecutivo de Rajoy las ha unificado en el 20%, la más alta, aunque se tarde «un solo día» en pagar, denuncia ATA.

Esa noticia negativa para los autónomos se completa con otras. Según datos de la federación nacional de ATA, los trabajadores por cuenta propia liquidaron 392 millones de IVA en la primera mitad de año por contratos que aún no han cobrado de las administraciones públicas y en más de un caso, algunas no se cobrarán, según cálculos de ese colectivo.

4,3 millones

Por regiones, los autónomos de Cataluña son los que más dinero han adelantado al erario, 94,5 millones, un 24,1 % del total del IVA ingresado y aportado por los 528.235 trabajadores catalanes por cuenta propia a cierre de junio de 2012. Le siguen en cantidades de IVA adelantado los autónomos de Madrid (78 millones de euros, un 19,9 % del total de lo ingresado por los 354.159 trabajadores madrileños por cuenta propia) y Andalucía (48,4 millones de euros, un 12,4% del total de lo ingresado por los 466.685 trabajadores andaluces por cuenta propia a cierre de junio de 2012).

Los autónomos extremeños son los sextos del país que menos dinero han adelantado, 4,3 millones de euros, un 1,1% del total de lo ingresado en el conjunto del Estado en este periodo.

«Nuestra reivindicación histórica es que los autónomos adelanten el IVA en el caso de facturas a las administraciones públicas cuando éstas abonen las mismas. Parecía que el actual Gobierno central iba a oír nuestra demanda pero seguimos igual», agrega la presidenta de ATA Extremadura.

Tener que adelantar el IVA de facturas no abonadas es una pesadilla más para los autónomos que se añade a su tradicional falta de liquidez para mantener los negocios y al alargamiento de los plazos de cobro con las administraciones públicas, que de media superan los 161 días, según estimaciones realizadas por ese colectivo, que sitúa en 4.978 millones lo que aún adeudan a los trabajadores autónomos. Eso a pesar de que, tras una iniciativa del Gobierno central, se han sacado de los cajones 17.718 millones de facturas de las comunidades autónomas y más de 9.300 millones de 4.663 entidades locales, incluidos ayuntamientos.

Asfixia

Ahora, con la subida del impuesto indirecto, la asfixia financiera será mayor. ATA calcula que el aumento del IVA y de impuestos a autónomos supondrá un coste de 1.100 euros más al año para los trabajadores por cuenta ajena.

Al incremento del IVA se suman desde septiembre un aumento del recargo de equivalencias, mayores retenciones a profesionales y una subida del recargo por el retraso en el pago de cotizaciones. «Otra dificultad más», lamenta De Prado.

Las retenciones a profesionales suben del 15% al 21% hasta enero de 2014, cuando se situarán en el 19%. Además, los recargos de equivalencia, aplicados a comercios minoristas que sólo venden a clientes finales suben del 4% y 1% al 5,2% y 1,4% para los tipos general y reducido, respectivamente.