La Policía paraliza la actividad de un almacén de fruta sin licencia

Asimismo propondrá una sanción de 300 euros al propietario de un perro que molesta con sus ladridos

MIGUEL ÁNGEL MARCOS

La Policía Local ha paralizado la actividad de venta al por mayor de fruta que venía realizando un almacén abierto en una nave por carecer de licencia de apertura. Pero es que además podría tener mayores consecuencias si sus propietarios no aportan las autorizaciones sanitarias necesarias para llevar a cabo esa actividad, al afectar a la salud.

El concejal de Tráfico y Seguridad Ciudadana, Pepe Pascual, aclaró que eso no quiere decir que el almacén sea ilegal, sino que el Ayuntamiento ha actuado al carecer de licencia municipal, y que para el resto de autorizaciones tienen que actuar las instituciones competentes en la materia. Eso sí, añadió que la persona que estaba dentro de la nave no pudo presentar ni la licencia municipal ni cualquier otra documentación.

En su interior había tres palés de sandías y más de un centenar de cajas de distintos tipos de frutas.

Vertedero ilegal

Siguiendo con el parte policial más reciente, el portavoz dio a conocer la sanción que ha propuesto la Policía Local al propietario de un perro que venía molestando de forma reiterada a los vecinos de su entorno con los ladridos a pesar de las peticiones que se le han hecho para que adoptara una solución. Aplicando el artículo 4 de la ordenanza de tenencia y circulación de animales se le puede imponer una sanción de hasta 300 euros.

Una cantidad similar le puede costar a otro vecino la acción de originar un vertedero ilegal en la calle Canteros, en el polígono industrial. Primero la Policía localizó el vertedero y después identificó a su autor, que además deberá restituir el terreno a su estado original.

Por último, Pascual llamó la atención sobre los ocho accidentes de circulación que se han producido en los últimos días en el casco urbano, más por su elevado número que por su consecuencias, al no haber heridos ni apenas daños.