Balcones con arte oliventino

Los vecinos de la barriada del Sagrado Corazón engalanan sus fachadas con motivos animados

LAURA GONZÁLEZ ANDRADEOLIVENZA.
Balcón de una vivienda de Olivenza inspirado en Andalucía y decorado por María Becerra. ::                             L. G. A/
Balcón de una vivienda de Olivenza inspirado en Andalucía y decorado por María Becerra. :: L. G. A

Olivenza, localidad fronteriza y rica en manifestaciones culturales, vuelve a sorprender. Esta vez, quien ha tomado la iniciativa ha sido la comisión de festejos de la barriada del Sagrado Corazón, que invitó a los vecinos a embellecer sus fachadas y participar así en las ferias de la zona.

El municipio es bien conocido por la limpieza de sus calles y plazas, y la uniformidad de los colores en las portadas. Casi todas las casas de la villa de Olivenza cuentan con balcones, algunas como único elemento que ofrece la posibilidad de tomar contacto con el aire libre.

Durante el pasado fin de semana la regla de la armonía de colores se vio alterada. Los vecinos se animaron a cambiar el aspecto exterior de sus viviendas e incluso trasladar al transeúnte durante días a otros lugares.

Papel pinocho y de seda de colores, mantones de manila que evocaban la belleza de las históricas calles andaluzas, piezas cotidianas como una silla que invitaba a sentarse y tocar palmas, o especies vegetales. Esas han sido algunas de las propuestas elegidas por los oliventinos para decorar sus balcones. Las plantas colgantes, a pesar de ser uno de los elementos más socorridos para colocar en los ventanales, ha sido uno de los menos utilizados.

La iniciativa, como apoyo a las luces de feria y los farolillos, ha creado un ambiente divertido y agradable que a todos ha cautivado, ya que ha mostrado una vista diferente de las calles, que ha ayudado a decorar el hogar.

Francisca Herrera Fernández y Elena Becerra González, abuela y nieta, se animaron a participar en el concurso cuando conocieron su existencia. Consideran que es fundamental participar en las actividades de la feria del barrio.

Flores realizadas con papel de seda, goma eva, cartulina y alambre para la sujeción, han sido los materiales empleados por estas dos oliventinas, que han querido trasladarnos a las calles de la vecina localidad portuguesa de Campomayor. En sus balcones lucían margaritas, tulipanes, claveles, rosas y calas, entre otras flores. La tarea apenas ha supuesto coste económico para las primerizas, pero sí bastantes horas de trabajo y entretenimiento.

Por su parte, María Becerra Méndez ha contado con la ayuda de una de sus hijas y una hermana para realizar y colocar las más de 200 flores que han ambientado durante tres días los balcones de su casa.

Uno de ellos, en homenaje a la selección española que ganó el domingo la final de la Eurocopa, decorado con una bandera de España y flores de los colores de la bandera; el segundo acicalado con flores de diferentes tonalidades para dar un toque de alegría aparente. El último emulaba a Andalucía, con flores rojas y una silla de madera que invitaba a sentarse y sacar el artista que los oliventinos llevan dentro.