Valencia de Alcántara organiza una marcha contra el desvío del Lusitania

Se hará un día antes de la suspensión de la línea férrea que une Lisboa con Madrid por esa población, prevista para el 17 de junio

SARA RODRÍGUEZ ROMOVALENCIA DE ALCÁNTARA.
Tren hotel Lusitania que comunica Lisboa con Madrid a través de Extremadura. ::                             HOY/
Tren hotel Lusitania que comunica Lisboa con Madrid a través de Extremadura. :: HOY

Se va a luchar hasta el último momento. Es la decisión tomada en una reunión convocada ayer para evitar el desvío del ferrocarril Lusitania, el único tren que pasa ya por la comarca de Valencia de Alcántara y que la une todavía con Lisboa y Madrid. A ella asistió un comité formado por el presidente de la Mancomunidad, los alcaldes de Valencia y San Vicente, un edil de Marvão, la presidenta del Comité de Empresas Provinciales de Adif y asociaciones locales.

El resultado de esta reunión fue la convocatoria de una marcha para el día 16 de junio, desde la estación de San Vicente de Alcántara hasta la de Valencia. Se saldrá a las ocho de la mañana y se prevé llegar en torno a las once. El comité reunido ayer hizo un llamamiento a todos los habitantes de la zona a uno y otro lado de la Raya para que asistan. El objetivo está claro, impedir el desvío de este tren por Salamanca, previsto para el día 17.

La suspensión del Lusitania implicaría también la de la vía que va desde Valencia de Alcántara hasta Cáceres, con lo que «aumentaría el aislamiento que padece ya esta zona», apuntaba ayer Pablo Carrilho, alcalde de Valencia. Según María Eugenia Lumbreras, de Adif, el cierre de esta vía podría ser irreversible: «Una vez que se cierra, es muy difícil que se vuelva a abrir. Lo mismo ocurrió ya con la suspensión de la línea de Plasencia a Astorga». Por eso, el Comité de Empresas de Adif también ha organizado una concentración en protesta por esta suspensión el día 7 de junio, en la estación de Cáceres. Además, han convocado para mañana, día 6 de junio, un encierro de los representantes de los trabajadores.

El Lusitania es un tren-hotel que lleva setenta años haciendo el trayecto de Madrid a Lisboa. En los últimos años ha decaído su carga de viajeros debido a los malos horarios, pues pasa por Valencia de Alcántara a las tres de la mañana. Aún así, Pablo Carrilho aseguró que «no hay números que avalen el cierre» y propuso como alternativa que el tren pasara a circular en horario diurno e hiciera comunicación solo desde Lisboa a Cáceres, donde se podría enlazar ya con Madrid. De esta forma atraería a más viajeros y seguiría comunicando la comarca con la capital española. «Si el AVE hubiera llegado a Extremadura, tendríamos quizás menos argumentos, pero no nos han puesto nada nuevo, y encima nos quieren quitar lo poco que tenemos», concluyó Pablo Carrilho.

La suspensión de este tren supondría además otro problema económico, cerrar una puerta al turismo que podría verse atraído por una zona que aglutina dos parques naturales, el del Tajo Internacional y el de la Sierra de São Mamede, y una candidata a Patrimonio Mundial de la Unesco, la villa portuguesa de Marvão.

Fotos

Vídeos