Harán enseguida las mediciones del ruido en 4 bares precintados

En la Sala Barroco, el café-concierto Pasadena Copas, en Latinos y en la discoteca Down

SERGIO LORENZOCÁCERES.

En esta semana, una empresa privada dedicada a la medición de ruidos irá a cuatro de los ocho locales precintados de la Madrila para realizar las mediciones oportunas, con las que sus propietarios quieren demostrar que sus negocios no son los causantes de que en varias viviendas de esta zona de la ciudad se midieran más decibelios del límite permitido.

El abogado Ángel Luis Aparicio se reunía a las siete y media de la tarde de ayer con los dueños de la Sala Barroco y Pasadena Copas, para hacer cuanto antes las mediciones, quizá el miércoles. «Nosotros haremos la medición de ruidos en los dos locales, en las viviendas que les rodea: en el piso superior, a derecha e izquierda -comenta Aparicio-. Si en el primer piso que hay encima del Barroco no hay exceso de decibelios, será imposible que este local moleste al vecino del piso de la planta séptima que acusa al Barroco; y si tampoco hay exceso de ruido en el piso que está encima del Pasadena Copas, tampoco puede molestar al del segundo». Aparicio señala que se pondrá en contacto con el abogado de la asociación Cacereños Contra el Ruido por si quieren estar presentes en las mediciones.

El letrado Fernando Rodríguez Rosado también ha señalado a HOY que van a hacer cuanto antes las mediciones en los locales de sus clientes, propietarios de la discoteca Down y Latinos, avisando también a Cacereños Contra el Ruido para que estén presentes.

En estos cuatro locales se pueden hacer ya las mediciones, gracias a una providencia de la titular del Juzgado número 6 de Cáceres, en la que les da permiso para ello, en vista de la tardanza de los técnicos de la Junta en hacer las mediciones. En esa providencia se requería a los funcionarios de la Junta de Extremadura, a la sección Ruidos, «para que informe la razón de no haberlas practicado aún, instándolo a que lo haga». La juez se mostraba molesta ante la actitud de los funcionarios autonómicos, ya que el 13 de abril fue cuando firmó la orden indicando que hicieran las mediciones urgentemente.

Se está a la espera de que la juez del número 6, María Ascensión Vivas, dicte una resolución sobre dos cuestiones planteadas por los abogados de los locales precintados: Una es si acepta la petición de archivar la causa, y otra si se levanta la medida cautelar del cierre de ocho locales, de los 16 denunciados por la asociación Cacereños Contra el Ruido.

Desde el viernes, alrededor de las tres de la tarde, la magistrada-juez tiene la decisión de la fiscal de Medio Ambiente y Urbanismo sobre las dos cuestiones.

La juez podría comunicar su resolución hoy, según señalan algunos de los abogados.

Llama la atención el gran número de letrados que están en este procedimiento. El abogado que representa a los que pusieron la querella es Eugenio Cuadrado; mientras que en la otra parte, en la de los locales, hay siete letrados: Aparicio representa a la Sala Barroco y Pasadena Copas; el abogado Rivero Pacheco a la Sala Submarino; Fernando Rodríguez Rosado a Latinos y la discoteca Down; Laura Martín Mangas al pub Machiavello; María Teresa Perales al pub La Cuerda; Gema Martín a La Bele y Sofía Vela al propietario del local donde se ubica La Bele. Todos están ahora en vilo esperando la decisión de la juez.

Fotos

Vídeos