Educación solo garantiza trabajo a los profesores con plaza definitiva

La ratio para las clases de tres años se mantiene en 25 alumnos por aula

M. J. T.CÁCERES/ALMENDRALEJO.
Educación solo garantiza trabajo a los profesores con plaza definitiva

«No se va a suprimir ningún profesor definitivo». La frase la pronunciaron ayer en un par de ocasiones tanto la consejera de Educación, Trinidad Nogales, como el secretario general de Educación, César Díez Solís, en la reunión que mantuvieron con los directores de los centros de Primaria y Secundaria de la provincia de Cáceres.

La finalidad del encuentro, que tuvo lugar en el IES Universidad Laboral de Cáceres, fue explicar la repercusión que los recortes aprobados por el Gobierno de Rajoy tendrán en las aulas extremeñas. Después, Nogales y Díez pusieron rumbo a Almendralejo, donde mantuvieron una reunión similar con los directores de la provincia pacense.

El aumento de las horas lectivas a los profesores de Secundaria, que pasan de 18 a 20 a la semana, y el incremento de la ratio por clase en algunos cursos hacen que los docentes tengan incertidumbre sobre su futuro laboral. Por eso, algunas de las preguntas que los asistentes lanzaron ayer a los responsables educativos giraron sobre las plantillas de los centros. Hoy por hoy, Educación solo garantiza trabajo para el próximo curso a los profesores con plaza definitiva. Son mayoría en los colegios e institutos y son todos aquellos que, tras aprobar la oposición, han conseguido la plaza en un centro educativo tras participar en un concurso de traslado. Las plantillas docentes de los centros se completan con profesores provisionales y profesores interinos. Sobre ellos, nada se dijo en la reunión de Cáceres.

De todas las actuaciones contempladas en el Real Decreto-ley 14/2012, de 20 de abril, de medidas urgentes de racionalización del gasto público en el ámbito educativo, hay dos que preocupan especialmente a los directores de los centros extremeños. La primera, el aumento de horas lectivas de los profesores en Secundaria, que impartirán 20 horas de clase, además de permanecer en el centro durante otras cinco horas para actividades complementarias. El segundo tema más controvertido tiene que ver con las sustituciones. Las bajas no se cubrirán hasta que no transcurran diez días lectivos «desde la situación que da origen» al nombramiento de un interino.

La consejera de Educación aclaró durante su intervención que no habrá aulas masificadas y que «la ratio de alumnos por aula no se modificará de forma significativa el próximo curso académico en Extremadura a pesar de que la normativa permita un incremento del 20 por ciento sobre la ratio que establece la LOE», dijo Trinidad Nogales. No obstante -precisó- se estudiará caso por caso. Educación se compromete a no pasar de una ratio de 28 alumnos por aula en los cursos de niños de 4 y 5 años, correspondientes a los cursos de 2º y 3º de Infantil. En cambio, seguirá con los 25 alumnos por aula en el primer curso de Infantil, como hasta ahora, entre otras medidas.

Los centros con clases incompletas podrán agrupar, como máximo, en una misma aula a 22 niños de dos niveles diferentes. Hasta ahora el tope estaba fijado entre los 18 y los 20 alumnos. Si hay menores de tres cursos distintos, el máximo por clase será de 17 niños. Y si hay alumnos de cuatro o más cursos en una misma aula, el tope será de 14.

El grupo parlamentario socialista dijo ayer que la reunión había sido «un paripé y una burla» a la comunidad educativa, ya que la consejera se limitó a trasladar las órdenes del Gobierno del PP. Del encuentro, analizó el PSOE, se desprende que habrá más alumnos por aula, menos profesores dando clase y que los interinos «se quedarán sin trabajo el curso que viene».