Monago acusa al PSOE de retener en un cajón el rechazo a la refinería

Pedro Escobar se suma a la crítica de la Junta y afirma que el informe «no se publicaba porque permitía ser utilizado como arma política»

REDACCIONBADAJOZ/VILLAFRANCA.
El proyecto del grupo Gallardo ha contado con apoyos pero también con detractores en estos años. ::                             HOY/
El proyecto del grupo Gallardo ha contado con apoyos pero también con detractores en estos años. :: HOY

Un día después de que se hiciera público que Medio Ambiente considera inviable la Refinería Balboa, el presidente de la Junta asegura que el Gobierno de Mariano Rajoy se ha limitado «a sacar de un cajón un expediente que ya estaba terminado». En rueda de prensa, José Antonio Monago, sostuvo que la DIA desfavorable se podría haber conocido antes de que el Partido Popular ganara las elecciones porque «todos los expedientes que conforman esa resolución ya estaban dictados». «Por lo tanto algunos tendrán que explicar algunas cosas», sentenció.

Casi con las mismas palabras se pronunció el portavoz de la Agrupación de Diputados IU-Verdes-Siex, Pedro Escobar, que también mantiene que el informe sobre la DIA de la Refinería Balboa «estaba durmiendo en algún cajón del Ministerio de Agricultura y no se publicaba porque permitía ser utilizado como arma política», sostuvo.

«Creemos que se ha ocultado deliberadamente el informe sometiendo a la sociedad extremeña a un cierto chantaje, utilizando esta instalación industrial como espantajo», enfatizó Escobar, quien considera que «se ha dividido a la sociedad extremeña y se ha creado un debate falso sobre algo que no era posible pero que daba réditos políticos».

También, la vicepresidenta Cristina Teniente, que subrayó que la DIA es «una decisión amparada en razonamientos pura y exclusivamente técnicos», considera que era una decisión que ya estaba tomada pero no comunicada por el anterior gobierno por motivaciones políticas. Y valoró que el departamento de Arias Cañete «en solo cien días ha hecho lo que tenía que hacer, que es comunicar lo que ya estaba decidido, analizado y estudiado, tras ocho años de tramitación. El Gobierno central ha cumplido con su compromiso, y lo ha cumplido con agilidad», advirtió.

Por su parte, Guillermo Fernández Vara negó ayer en Villafranca de los Barros todo lo anterior. «Nosotros nunca antes habíamos manejado un informe desfavorable a la refinería; lo que sí ha habido son muchas reuniones de trabajo para intentar mejorar el proyecto. Que ahora el PP diga que la responsabilidad es mía no me extraña, porque sabido es que yo tengo la culpa de todo. Hasta de que no llueva ahora -bromeó- pero repito que faltan a la verdad si afirman que nosotros conocíamos ya el informe desfavorable al proyecto».

El expresidente se mostró contundente al sostener que el gobierno de Zapatero no podía emitir la declaración de impacto ambiental, dado que «la documentación no se completó hasta el 20 de diciembre de 2011». Y, según él fue entonces cuando comenzaron a contar los tres meses reglamentarios que impone la ley, y afirma que, por eso, no se ha podido resolver hasta ahora. Añadió que el Gobierno socialista solo pudo manejar documentación que se le iba pidiendo a la empresa para incorporarla al expediente, que -volvió a insistir- se completó en diciembre del pasado año. «Lo que sí puedo decir con rotundidad es que a este proyecto se le ha exigido más de lo que nunca se le exigió a ningún otro, y ahí están los casos de las refinerías de Huelva y Cartagena».

El presidente del Ejecutivo extremeño, José Antonio Monago, también explicó ayer que lo que el ministerio dio a conocer ayer es solo un expediente administrativo y aseguró que el Gobierno de Extremadura analizará dicha propuesta y contestará en el plazo de 14 días. Por lo que, preguntado sobre el dinero público regional que se ha invertido en este proyecto, aseveró que el Ejecutivo regional tomará una resolución con respecto a este asunto cuando haya una resolución definitiva.

«Sorpresas»

También Fernández Vara aprovechó para dar su opinión sobre el informe: «Cuando conozcamos todo el contenido, probablemente descubramos algunas cosas que creo que nos sorprenderán, porque gran parte de las cosas que se piden están resueltas en el expediente. No parece razonable que se argumente como causa para rechazar el proyecto la afectación de la fauna marina en Huelva de una industria que se haga en Extremadura cuando a las dos refinerías anteriormente citadas que están al lado no parece afectarles». Respecto a Portugal, Vara señaló que el gobierno del país vecino no se había portado bien con Extremadura, en contraste con el comportamiento de Extremadura con Portugal en el tema de la presa de Alqueva.

Con respecto a las declaraciones que el líder de la oposición, Guillermo Fernández Vara, hizo sobre este asunto, Monago se preguntó qué hizo el socialista por la región cuando la gobernó durante cuatro años, tiempo en el que -refirió- en Madrid estaba el presidente del Gobierno de España, que era de su mismo partido.

Asimismo, añadió que el secretario general del PSOE de Extremadura y expresidente autonómico «tendrá que preguntar» a José Antonio Griñán. «Porque quien más se ha opuesto a este proyecto ha sido la Junta de Andalucía», añadió José Antonio Monago.