El deporte no entiende de reformas

Directamente no, pero tangencialmente sí, ya que el Cáceres viajará en furgoneta y el Escubal no sabe si le abrirán el pabellónLa jornada de huelga no afectará en exceso al trabajo diario de los clubes extremeños

MARCO A. RODRÍGUEZ @HOY_MARCOARNBADAJOZ.
Jugadores del CD Badajoz, durante un entrenamiento en el Nuevo Vivero pacense. ::                             HOY/
Jugadores del CD Badajoz, durante un entrenamiento en el Nuevo Vivero pacense. :: HOY

En el mundo del deporte, las relaciones laborales se pueden simplificar en dos verbos: 'jugar' y 'cobrar', este último más complicado en los tiempos que corren. Hablamos de clubes modestos, no de entidades galácticas. El contrato indefinido no existe, las renovaciones se ganan casi domingo a domingo y los derechos adquiridos suenan a ficción. En este aspecto, el deporte no es espejo de la sociedad. Así que la jornada de huelga prevista este jueves no afectará demasiado al normal funcionamiento de los clubes extremeños. Sí habrá daños colaterales, en el sentido de tener que viajar en furgoneta (Cáceres) o rezar para que te abran un pabellón para poder entrenar (Escubal).

En Badajoz

El CD Badajoz tiene previsto un amistoso esta tarde en Gévora al que además se desplazará en vehículos particulares ya que el trayecto es de escaso recorrido. El club, compuesto por profesionales y jugadores jóvenes, no ha recibido comunicación alguna de ningún futbolista respecto a su no participación en el encuentro. Por lo demás, desde la directiva mencionan que la huelga no afectará a otras cuestiones como la oficina o el resto del personal blanquinegro.

El Escubal es uno de esos equipos que dependerá de los servicios mínimos públicos para trabajar hoy. Tiene fijada la sesión de entrenamiento esta tarde, a las 19.00 horas, pero no sabe si La Granadilla estará abierta. En el vestuario hay de todo. Hay quien está favor de la convocatoria y quien la rechaza. La mayoría de los jugadores son estudiantes y solo dos tienen empleo. El entrenador, Raúl Caballero, trabaja en una mancomunidad y, aunque ideológicamente asegura secundarla, es consciente de que no ir al trabajo significa menos dinero y problemas añadidos. «No estoy de acuerdo con la reforma laboral. Llevo muchos años trabajando, tengo mis derechos, y ahora voy a valer menos. Cuesto menos, como si bajara mi caché. Pero una cosa es decir que estás de acuerdo y otra es hacer la huelga, porque te supone otros inconvenientes. No estamos como para dejar de cobrar», significa el técnico.

En el deporte es diferente, según apostilla. «Al deportista le basta con cobrar. En el deporte no hay nadie asegurado, se examina todo por el rendimiento y no hay tantos derechos laborales por los que luchar. Además, tanto el equipo como yo, sabemos que necesitamos entrenar. Nos estamos jugando mucho en las últimas jornadas y no nos podemos permitir el lujo de faltar».

En Cáceres

El Cáceres Patrimonio de la Humanidad sí se va a ver afectado por la huelga, aunque sea tan solo de forma preventiva. Tiene que viajar hoy jueves a Pamplona, donde se enfrenta mañana (20.30) al Iruña. Para evitar problemas con los piquetes informativos, no se desplazará en el habitual autobús con conductores de la empresa de transportes, sino en tres furgonetas conducidas por el propio personal del club, según informa Claudio Mateos. La novedad ya ha dado pie a algunas bromas de los propios jugadores, como José Ángel Antelo, que ha escrito en Twitter: «Pues iremos en furgonas a Navarra en plan equipo A !! M.A es Williams, Francis Sánchez es Murdoc y yo Anibal!!».

En el Cacereño lo más probable es que se desarrolle con normalidad el entrenamiento con partidillo de cada jueves. Al menos su capitán, Mario Carrizosa, afirma que no hay prevista ninguna acción conjunta. «No hemos hablado del tema, pero el plan de la semana no se ha cambiado y supongo que se entrenará como siempre», afirma.

Villanueva

Los jugadores del Villanovense están centrados en el partido del domingo a las 12.00 con el Badajoz y ni siquiera piensan en la convocatoria de huelga general. «No hemos hablado nada en el vestuario, yo creo que vamos a entrenar con normalidad», dice el capitán del cuadro serón, Ángel Pajuelo.

La plantilla verde está convocada esta tarde a las 17.30 horas para continuar preparando el derbi. La situación es similar en el vestuario del CD Don Benito, donde, aunque tampoco se ha hablado de este tema, todo indica que se entrenará con normalidad. El Don Benito, informa Pedro Fuentes, sólo puede trabajar en el Vicente Sanz los miércoles y jueves, al margen de la sesión de recuperación del lunes. Por eso, si los jugadores rojiblancos van a la huelga general, esta semana solo harían un entrenamiento en el campo de fútbol, motivo por el cual los jugadores consultados no creen que se vaya a secundar el paro.

Plasencia

En la capital del Jerte, el único equipo profesional es el Plasencia Extremadura, pero sus jugadores no tendrán el dilema de hacer huelga o no, ya que el equipo técnico ha planificado este día como descanso. El motivo no es su apoyo a la jornada de huelga, sino que viene a ser un día de asueto dentro de la preparación semanal al tener partido en Ourense el próximo domingo, un día antes a lo que están acostumbrados. De haber jugado el sábado, el descanso hubiera sido el miércoles y entonces sí habría existido la posibilidad de manifestarse en contra de la reforma laboral, según informa Plaza.