Los interesados en Carcesa tiene de plazo hasta el 20 de marzo para mejorar la oferta

C. J. VINAGREMÉRIDA.
Domingo Fernández. ::                             HOY/
Domingo Fernández. :: HOY

20 de marzo, día límite para los que quieran comprar una de las principales sociedades agroalimentarias de Extremadura. Para eso, tendrían que abonar más de 31 millones de euros, la cantidad que pone la Sociedad Gestora Productos Agroalimentarios (Sgpa), la unión de las cooperativas Acopaex (liderada por Domingo Fernández) y Tomates del Guadiana y la empresa pública Avante. Carcesa, en concurso de acreedores y en manos de administradores concursales tras la etapa de los Ruiz-Mateos, tiene un 'novio' que ya ha dicho que su prioridad es comprarla tras gestionarla provisionalmente (Sgpa), pero el juez abre el obligado plazo legal para que otros pretendientes puedan mejorar la oferta. Los interesados tienen a su disposición en el Juzgado de lo Mercantil 1 de Badajoz el pliego de condiciones de venta, así como el cuaderno de venta de la unidad de negocio (valorado en 16 millones).

Un auto, fechado el pasado 6 de febrero, concedió a la Administración Concursal autorización judicial para la venta de la unidad de negocio de la concursada Carcesa. Ahora se acuerda hacer públicas las condiciones de venta y se procede a la apertura de un periodo de mejora de las condiciones de venta que finaliza a mediados de marzo. Para superar la oferta de la Sgpa, junto a la mejora de precio, los interesados en la propietaria de las marcas comerciales Fruco y Apis tendrán que aportar un plan de rentabilidad y de empleo para la citada industria Carcesa.

El comprador recibirá la unidad de negocio -integrada por las instalaciones en Mérida, Don Benito y Montijo- y la estructura empresarial de Carcesa libre de cargas, y no asumirá responsabilidad alguna frente a los créditos contra la masa pendientes de pago en el concurso de acreedores de esta compañía. El 18 de abril, por cierto, está convocada la junta de acreedores.