Una persecución policial acaba con dos coches accidentados y tres detenidos

La huída comenzó en el centro y terminó con el vehículo en que viajaban empotrado en una casa cercana a la antigua carretera de Madrid

ROCÍO ROMEROBADAJOZ.
Coche fugado accidentado en la calle Virgilio Viniegra. ::                             PAKOPÍ/
Coche fugado accidentado en la calle Virgilio Viniegra. :: PAKOPÍ

El Land Rover en el que escapaban terminó empotrado lateralmente en una de las viviendas de la calle Virgilio Viniegra, en el tramo situado próximo a la Suerte de Saavedra. La persecución policial comenzó sobre las siete y media de la tarde en la avenida de Enrique Segura Otaño, en las inmediaciones de la antigua clínica Los Naranjos, y terminó minutos después en esta calle aledaña a la antigua carretera de Madrid-Lisboa, cerca del concesionario de coches de Hyundai.

Las tres personas que viajaban en el vehículo comenzaron la fuga al advertir la presencia de varios agentes de la Policía Nacional. Entonces, empezó una persecución en la que estuvieron involucrados varios vehículos policiales, sumados a la operación desde la Sala del 091. El conductor del Land Rover llegó a circular en dirección prohibida y realizó maniobras peligrosas al volante.

En la esquina anterior a la calle VirgilioViniegra, un vehículo de la Policía Nacional terminó chocando contra el cerramiento de una nave y con la parte delantera prácticamente destrozada.

La persecución acabó cuando el vehículo giró a la derecha en la siguiente esquina, la de la calle Virgilio Viniegra, y se estampó lateralmente con una de las viviendas saltando incluso los airbag delanteros. Varios vecinos comentaron a HOY que salieron alarmados de sus casas al escuchar un raspón muy fuerte y una posterior explosión, que posiblemente se debió a que una de las ruedas reventó.

A pesar del humo con el que se encontraron a las puertas de sus casas, los vecinos vieron cómo los tres integrantes del vehículo salieron corriendo y se dieron a la fuga a pie.

Los agentes siguieron entonces a los tres individuos, unos corriendo y otros en distintos vehículos. Uno a uno alcanzaron a las tres fugados, que fueron conducidos a dependencias policiales. La Policía Nacional comenzó entonces a investigar los posibles motivos que llevaron a los integrantes del vehículos a iniciar la huída. Al cierre de esta edición, se desconocía si algunos de ellos quedó detenido o si pasó a disposición de la autoridad judicial, dado que todos se hallaban en la Jefatura de la Policía Nacional.

Los Bomberos de Badajoz intervinieron en la calle para retirar los dos vehículos accidentados, así como varias dotaciones de la Policía Local acudieron al lugar de los hechos avisados por radio.