Lula enseña a leer en Apnaba

Las docentes han adaptado el método de aprendizaje para los niños con trastorno del espectro autista al soporte digital Dos profesoras de este centro ganan un premio por un proyecto de lectura

TANIA AGÚNDEZBADAJOZ.
Lula enseña a leer en Apnaba

Mesa, silla, casa o chocolate. Palabras sencillas que dos profesoras se han propuesto hacer más accesibles a los niños con necesidades educativas especiales. Con este objetivo, Laura Muñino y Guadalupe Montero de Espinosa han hecho un gran esfuerzo adaptando el método tradicional de enseñanza en materia de lectura al soporte digital.

De hecho, estas docentes del centro educativo de Apnaba -Asociación de Padres de Niños Autistas de Badajoz- han realizado el proyecto 'Leo con Lula' para potenciar el aprendizaje de lectura global de las personas con autismo mediante el que los destinatarios van adquiriendo diferente léxico de palabras. Este trabajo ha ganado la III edición del premio Talita-Impuls, organizado por la fundación catalana Talita, que está dotado con una pizarra digital.

Ambas educadoras trabajan a diario con usuarios que sufren diferentes niveles de afección. Explican que hay niños que son capaces de aprender a leer por el método normalizado, es decir, el silábico. «Sin embargo, tratamos con otros chavales que disponen de capacidades distintas y que necesitan otro sistema de lectura, el global», señalan.

Se trata de un procedimiento visual que consiste en enseñar al alumno directamente la palabra completa asociándola a la imagen. Los educadores utilizan con frecuencia fichas y tarjetas de papel en las que están escritos los conceptos que están trabajando y, por otro lado, los dibujos que representan dichos conceptos. Los escolares tienen que unirlos.

El proyecto desarrollado por Laura Muñino y Guadalupe Montero de Espinosa se ha centrado en la actualización del material y su adaptación multimedia. Así, han digitalizado fichas y subido el contenido de múltiples actividades al blog que lleva el mismo nombre que el programa (http://leoconlula.com/). «Está a disposición de cualquier persona: estudiantes, docentes, padres y usuarios. Nosotros visualizamos los ejercicios en la pizarra digital del centro, pero se puede usar en el ordenador», indican.

Ventajas

Las autoras de este trabajo coinciden en destacar las ventajas de poder aplicar este método de enseñanza con las nuevas tecnologías de la información y la comunicación. El aprendizaje se convierte en una actividad más atractiva para los pequeños. «No hay que olvidar que los escolares son nativos digitales y poder utilizar este tipo de soporte les resulta más atrayente y les motiva más. Aporta claridad y accesibilidad. Al ser un contenido multimedia, además de incorporar la imagen, lleva el sonido. Esto ayuda a potenciar el desarrollo del lenguaje oral», manifiestan.

Pero las nuevas tecnologías de la información y comunicación tienen muchos otros beneficios para los niños con necesidades educativas especiales. «Han modificado su sistema de comunicación: si antes muchos usuarios utilizaban signos, ahora cuentan con programas específicos para smartphones o tablets. Con las TIC trabajan distintas áreas del desarrollo y para ellos es más estimulante. Mejoran su atención e impulsan su autonomía en el trabajo. Además, a los niños que tienen problemas de motricidad les facilita la tarea», apuntan.

Si de algo pueden presumir estas profesoras es de capacidad de innovación. «Aquí cada niño tiene necesidades diferentes y hay que elaborar material distinto para cada caso y plantear objetivos individuales. Esto nos obliga a estar en permanente renovación», aseveran.

Esa inquietud por modernizar, mejorar el método educativo y adecuarlo a los nuevos tiempos ha tenido su recompensa. El proyecto promovido por estas dos profesoras se ha alzado con el premio Talita-Impuls en el que han participado más de 70 centros educativos.

Precisamente, el fin de este certamen es promover entre los equipos docentes la creatividad a nivel de tecnología. «Estamos muy contentas porque es un reconocimiento a nuestra labor», puntualizan.

El próximo jueves Laura Muñino y Guadalupe Montero de Espinosa estarán en Barcelona recogiendo la pizarra digital que les ayudará a aplicar su método en las aulas de Apnaba.

Fotos

Vídeos