Las heladas dañan gravemente el yacimiento de Cancho Roano

La escarcha que acumula la cubierta durante la noche hace que el agua caiga sobre las paredes de adobe

PEPE CABALLEROZALAMEA DE LA SERENA.
Las heladas dañan gravemente el yacimiento de Cancho Roano

Las paredes construidas con adobe del yacimiento tartésico de Cancho Roano, están siendo gravemente dañadas y erosionadas por el agua que cae directamente de la cubierta protectora.

En un principio parecían filtraciones de agua, por lo que la solución simplemente estaría en averiguar el lugar en el estuviese la rotura y repararlo. Sin embargo se ha podido comprobar que las goteras se producen al calentarse el material con el que está construida la mencionada cubierta después de que se haya helado por la noche o por la propia escarcha, por lo que la solución es más compleja de lo que parece. No es necesario que llueva para que se produzca este efecto que se mantiene prácticamente durante todo el día. En algunas zonas se están abriendo grandes grietas al estar continuamente cayendo las gotas por este efecto de condensación de agua.

Esta situación está preocupando a los responsables del mantenimiento de este monumento, de hecho un grupo de técnicos de la Junta de Extremadura ha visitado el lugar para estudiar la situación e intentar darle una solución, puesto que son muchos los tramos de las paredes que ya están gravemente afectados.

Peligro

De continuar así la situación, algunos de los delicados muros de adobe del monumento tartésico más importante de la Península Ibérica podrían incluso abrirse en dos o desplomarse debido a la humedad.

El buen estado de conservación de Cancho Roano se debe precisamente a que ha estado durante más de 2.000 años enterrado bajo tierra. Sin embargo una vez se realizaron las excavaciones y se puso en valor, se cerró con una cubierta para evitar que la lluvia y el viento erosionasen y destruyesen sus muros. Pero este fenómeno está afectando al santuario gravemente en lo que se refiere a su conservación.

Fotos

Vídeos