Los Mecenas cumplen diez años

En 2012 tendrán que elegir poner en valor el Jardín de Antigüedades de la Alcazaba, los baños tardoantiguos de la Casa Basílica o el Aula Sacra del Peristilo del Teatro En 2011, entre particulares y empresas, aportaron casi 30.000 euros

M. ÁNGELES MORCILLOMÉRIDA.
Termas de Resti, último monumento puesto en valor por los Mecenas. ::                             J. M. ROMERO/
Termas de Resti, último monumento puesto en valor por los Mecenas. :: J. M. ROMERO

Diez años protegiendo y divulgando el patrimonio de Mérida no son nada, sobre todo si se compara con lo que les queda por delante. La Tarjeta Mecenas del Consorcio de la Ciudad Monumental cumple el décimo aniversario de su creación con un gran camino andado y otro mucho mayor por recorrer. Diez años en los que se ha trabajado para fomentar la participación privada en la revalorización del conjunto monumental y se ha potenciado el conocimiento del patrimonio mediante la realización de actividades de difusión entre los participantes del programa.

El programa Mecenas es una iniciativa del Consorcio de la Ciudad Monumental que tiene por objeto la realización de un proyecto anual de revalorización en un monumento de la ciudad con la financiación obtenida de los participantes en el programa. Éstos intervienen en las actividades de difusión y en la elección del proyecto de conservación del año en cuestión, que en 2012 se elegirá entre los siguientes: puesta en valor del Jardín de Antigüedades de la Alcazaba Árabe, consolidación y documentación de los baños tardo antiguos de la Casa Basílica y adecuación y musealización del Aula sacra del Peristilo del Teatro, proyecto que se llevaría a cabo en dos anualidades.

Según datos aportados por el director científico del Consorcio, Miguel Alba, en la actualidad el proyecto Mecenas acoge a 1.164 socios particulares, 35 empresas que aportan fondos y otras 20 colaboradoras o benefactoras, entre ellas el Diario Hoy. Con sus fondos y aportaciones económicas se pone en valor el monumento elegido por votación. Según datos ofrecidos por el Consorcio, los particulares aportaron, en 2011, 22.798 euros y las empresas 6.148, lo que suma un total de 28.946 euros.

Amantes del arte

Aunque no es de Mérida, vive en la ciudad desde hace 30 años, por lo que se le puede considerar una emeritense más. María Luisa Expósito lleva ya cinco años siendo Mecenas «de convencimiento», como ella misma dice. Le seduce el tema de la arqueología, le apasiona el arte, sobre todo después de descubrir las reuniones y visitas que se hacen desde el Consorcio, que le hacen descubrir cómo es la Mérida patrimonial a través de los arqueólogos.

Lo que le impulsó a hacerse Mecenas son las actividades que el Consorcio organiza sobre la ciudad, como las charlas, los seminarios que le hacen entender verdaderamente la riqueza que tiene Mérida, aderezado con el trato del personal y de los técnicos, que «es exquisito».

Por eso le parece importante la labor que realiza esta entidad. «Es una gozada poder pasar a los monumentos cuando a una le viene gente de fuera y puedes acompañarlos teniendo un poco más de información sobre el patrimonio. Y cuando se inaugura un nuevo monumento sentimos que tenemos pequeños privilegios».

Si tuviera que elegir un monumento de la ciudad, no lo duda, el Templo de Diana. «Con toda la polémica que se generó alrededor de su remodelación, creo que ha quedado fenomenal. Parece mentira que salgas de la calle Santa Eulalia y te encuentres eso ahí. De todas formas, me parece que el Teatro es increíble, el Puente Romano una joya.».

Para el próximo proyecto que se decida poner en valor ella votará, sin duda, los Jardines de la Antigüedad de La Alcazaba. «Es retomar uno de los proyectos que se inició hace cien años».

Encarna García nació en Mérida, y después de vivir mucho tiempo fuera de la ciudad regresó hace 15 años. Fue en ese momento cuando decidió realizar actividades que le permitiesen reencontrarse de nuevo con Mérida, con su gente, con su patrimonio. Por eso quiso formar parte del proyecto Mecenas. Lleva con la tarjeta, prácticamente, desde que este proyecto se puso en marcha, hace ya diez años. Afirma que siempre ha querido conocer mucho más de lo que se ve de la ciudad en la que vive. «Tenemos la ventaja de conocer monumentos que de otra manera no hubiera sido posible».

Juan Ignacio Ávila nació en Mérida y le animó a hacerse Mecenas su implicación con la Hermandad del Calvario, que una vez colaboró en un proyecto. Incluso con su agencia de viajes hace algunas rutas con ellos. «Me parece algo extraordinario, una asociación con unos proyectos importantes y desinteresados y que está haciendo una buena labor. Creo mucho en el proyecto Mecenas», apunta.

Los Mecenas no sólo aportan, también reciben contraprestaciones en forma de charlas, seminarios, viajes internacionales a lugares con interés arqueológico, visitas guiadas... Pero sobre todo, arte y patrimonio.

«Tenemos la ventaja de conocer monumentos que de otra manera no hubiera sido posible»

«Es una asociación con proyectos importantes y desinteresados»

Fotos

Vídeos