Air Nostrum no prevé volver a corto plazo al aeropuerto de Badajoz

Esta mañana despega su último vuelo, a Madrid, mientras la Junta sigue negociando con varias compañías para encontrar relevo

J. L. AROCAMÉRIDA.

Diez años después de su llegada, la compañía Air Nostrum abandona el aeropuerto de Badajoz sin perspectivas de regresar a corto plazo dada la crisis del sector y la falta de acuerdo con la Junta de Extremadura. A las ocho y cinco de la mañana sale hoy el último vuelo, a Madrid, en una operación de solo ida, después de que ayer se realizara la última con Barcelona.

El período de mayor estabilidad en la comunicación aérea de Extremadura termina con la incertidumbre de cuándo, y de qué manera, recuperará la región este servicio, ya que la Junta, que es la que lo sostiene con una subvención, ha sido incapaz hasta el momento de encontrar otra compañía interesada.

Air Nostrum ha tomado una decisión «dolorosa» según un portavoz de la misma, después de que las conversaciones con la Junta para la renovación del convenio, que venció el pasado 31 de diciembre, no han dado resultado dado que la compañía no estaba dispuesta a mantener los mismos servicios si no se aumentaba la subvención anual de dos millones de euros.

Esta filial de Iberia, con sede en Valencia, argumenta que los costes han subido, fundamentalmente el precio del carburante, y a la vez disminuido la ocupación de los aviones debido a la crisis económica; mantener la cuantía del convenio significaría que Air Nostrum tendría que correr con ambos desfases económicos.

El número de pasajeros anuales transportados, que en 2007 alcanzó su récord con 75.329, se ha desplomado en los dos últimos años; en el 2008 ya empezó un descenso significativo de 8.000 viajeros, que continuó ligeramente al año siguiente.

Pero fue en 2010 cuando se produjo un descalabro con la pérdida de 10.000 billetes vendidos, que sumaron 55.143 al término del año, y el pasado 2011 los vuelos con Madrid y Barcelona han perdido otros 1.800 clientes para quedar en 53.388. Para 2012 se prevé en toda España un ejercicio aéreo aún peor.

«Con los datos actuales en la mano, no prevemos regresar a corto plazo a Badajoz», concluye un portavoz de Air Nostrum, «pero como ya hemos dicho no descartamos hacerlo cuando la situación económica lo permita».

Mientras tanto la Consejería de Fomento afirma que está negociando con varias compañías para garantizar el servicio, en la máxima discreción y bajo la premisa de poder ofrecer las mejores condiciones, teniendo en cuenta que el presupuesto se mantiene.

De cara a todas las posibilidades que están abiertas, el Gobierno de Extremadura informará «cuando haya tomado una decisión, ya que la máxima premisa es que el avión se convierta en una alternativa a la hora de viajar».

La portavoz regional del PSOE, Ascensión Murillo, pide que se aclare el futuro del aeropuerto y de sus trabajadores y ha solicitado conocer si la Junta ha cerrado algún acuerdo con otra compañía aérea; Murillo recuerda cómo José Antonio Monago criticó en 2009 la desaparición del vuelo a Bilbao.

Francisco López, director de la empresa Consulting y Gestión, no cree que el cierre de la línea aérea sea determinante para que se celebren menos congresos profesionales en la región, pero dada la crisis económica puede contribuir.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos