El Consistorio firma hoy el contrato con Acciona, nueva empresa del agua

El juez también rechaza el recurso de Canal de Isabel II y su petición de suspender la adjudicación del concurso

J. J. GONZÁLEZCÁCERES.
Una reciente avería de agua en el centro de Cáceres. ::                             HOY/
Una reciente avería de agua en el centro de Cáceres. :: HOY

Vía libre y total seguridad jurídica para firmar el nuevo contrato del agua con todos los recursos judiciales a favor del Ayuntamiento y en contra de las empresas que reclamaron para pedir que se declarara suspendida la adjudicación del servicio a Acciona. El último recurso, el de Canal de Isabel II, ha sido objeto de un auto comunicado ayer. El auto deniega la petición de suspensión cautelar de la contrata.

Es una resolución de la sala de lo contencioso número 1 del Tribunal Superior de Justicia de Extremadura, que se pronuncia en el mismo sentido de un anterior auto conocido la pasada semana, referido a los recursos planteados por otras dos empresas, Aguas de Cáceres y Aqualia. El juez dice lo mismo: no hay motivos para mantener paralizado la concesión mientras estos mismos tribunales deliberan sobre el fondo de los recursos, es decir si el concurso y la puntuación del mismo a las empresas que se presentaron se ha desarrollado correctamente o de forma irregular y contrario a la ley.

En todo caso, el Ayuntamiento ya se había sentido lo suficientemente respaldado por el anterior auto sobre los recursos de Aguas de Cáceres y Aqualia y tenía previsto firmar la contrata con la nueva empresa concesionaria, Acciona. De hecho el acto de la firma está anunciado para hoy viernes, con la presencia del presidente de la empresa, Luis Castilla, y la alcaldesa Elena Nevado. Pero ahora, con esta última resolución judicial, la tranquilidad para el Ayuntamiento es mayor.

El juez señala en el auto que la no suspensión de la contrata recurrida «no compromete la efectividad de la sentencia que pudiera dictarse» en el recurso abierto contra el concurso, porque en el caso de que fuera favorable al recurrente, en este caso Canal de Isabel II, «ninguna dificultad ofrecería la adjudicación a su favor del contrato de concesión».

Por el contrario, argumenta en el auto judicial, «de la adopción de la medida cautelar interesada sí se derivarían perjuicios para el interés general, como se pone de manifiesto en los informes de los técnicos municipales», en los que se habla de quebranto de las arcas municipales por la imposibilidad de cobro del canon, además de merma en el servicio al no poder acometerse las mejoras propuestas por la empresa y las dificultades técnicas y económicas para el Ayuntamiento al verse obligado a una gestión directa del servicio.

Cabe recordar que el Ayuntamiento se había propuesto municipalizar el servicio si se retrasaba el pronunciamiento judicial sobre los recursos. Apuntó como fecha tope para la espera el final de año, pero el juez ha resuelto antes y la ciudad podrá estrenar nueva empresa del agua en las próximas semanas.

Argumentos

Todo estos problemas los resalta el juez como motivos de peso para no suspender la adjudicación y, además, señala que los argumentos del recurrente sobre perjuicios financieros o de gestión empresarial «no son razón suficiente para acordar la suspensión» dado que no se ha acreditado que los daños que pueda sufrir la empresa sean «irreparables».

El portavoz del equipo de Gobierno, Valentín Pacheco, ha mostrado su satisfacción por el auto judicial puesto ya que se podrá poner en marcha la adjudicación del concurso, con todo lo que ello supone, como el cobro del doble canon de 37,5 millones de euros para ayudar a mitigar la situación de las arcas municipales, así como las mejoras comprometidas en la red.

Fotos

Vídeos