La Junta defiende la legalidad de los exámenes de camarero-limpiador

Función Pública rebaja a unas 150 el número de impugnaciones recibidas de las pruebas celebradas

C. J. VINAGREMÉRIDA.
Los exámenes se celebraron el 19 de noveimbre | HOY/
Los exámenes se celebraron el 19 de noveimbre | HOY

«Las acusaciones contra el tribunal de selección no son ajustadas a la realidad las acusaciones. Ha sido imparcial, profesional e independiente». Es la respuesta que ofrece la Dirección General de Función Pública respecto a las críticas focalizadas por la academia Cum Laude respecto al proceso para optar a una de las 219 plazas de camarero-limpiador que oferta la Junta. Los exámenes se realizaron el sábado 19 y la academia cifró en unas 1.000 las impugnaciones.

La Junta concretó que hasta ayer por la mañana ese número era mucho menor 144. Además, avanzó que el contenido de las reclamaciones versa, casi en su totalidad, sobre una pregunta en la que hubo un error de plantilla en la respuesta, solventado de oficio por el tribunal y solo hay una sobre la pregunta de qué capacidad suelen tener las tazas de consomé, criticada por subjetiva e inapropiada a un proceso al que finalmente se presentaron 8.961 personas.

Algunas impugnaciones tienen que ver con que en las respuestas no se ha puesto la solución exacta y, en el caso de las de prácticas, no se publicaron al día siguiente en la web de la Junta, como si sucedió con el examen tipo test. Función Pública matiza que «no se ha hecho no por falta de transparencia», sino porque, en las prácticas, «cada opositor puede dar un matiz distinto en la redacción o en el desarrollo de la misma, que al estar razonado debidamente sea considerado apto».