Ocho años de cárcel por robar en la nave de Logista y agredir al vigilante

La Audiencia Provincial encuentra culpables a los dos jóvenes detenidos por el Cuerpo Nacional de Policía tras conceder validez al testimonio de la víctima

E. F. V.BADAJOZ.
Los acusados durante el juicio celebrado en la Audiencia. ::                             HOY/
Los acusados durante el juicio celebrado en la Audiencia. :: HOY

La Audiencia Provincial de Badajoz ha impuesto ocho años de prisión a los dos jóvenes de nacionalidad rumana afincados en Madrid acusados de participar en el asalto a la nave de Logista, un espectacular robo por alunizaje en el que resultó brutalmente agredido un vigilante de seguridad de la empresa Segurex.

La sentencia que acaba de hacerse pública encuentra culpables a Vasile D. y Marian C., de 32 y 34 años respectivamente. Uno vivía en Coslada y el otro en Madrid cuando el 10 de agosto del año pasado se desplazaron a Badajoz para robar en la nave desde la que se distribuye el tabaco.

En la sentencia se considera probado que «cuando trataban de franquear el acceso violentando la puerta trasera se accionó el dispositivo de alarma y se percataron de la presencia en las inmediaciones del vigilante de seguridad».

En ese instante «comenzaron a golpearlo violentamente entre todos ellos -eran alrededor de siete-, sujetándole previamente uno de los inculpados desde la espalda con un fuerte abrazo, sin darle oportunidad de defenderse». Mientras eso sucedía, Vasile D. se sirvió de un palo de gran tamaño con el que le golpeó en la cabeza, ocasionándole lesiones que le impidieron trabajar durante 146 días, aunque no le dejaron secuela.

El tribunal afirma que el vigilante estuvo esposado y con la cara tapada 90 minutos, encargándose Marian C. directamente de su custodia. «Llegó incluso bajo conminaciones verbales a obligarle a comunicar por teléfono a la central que todo estaba en orden ante las sucesivas conexiones de la alarma».

Con estas amenazas, los delincuentes lograron apoderarse de 38 cajones de tabaco de la marca Marlboro valorados en 73.150 euros y de 60 euros en metálico. Además, causaron daños por una cuantía de 4.840 euros. Igualmente se indica que los ladrones usaron el coche Nissan Micra del vigilante, propiedad de Segurex, para echar abajo la puerta mediante el método del alunizaje. Ese vehículo apareció al día siguiente en Toledo en situación de siniestro total.

El tribunal ha dado validez al testimonio del vigilante de seguridad, quien reconoció sin ningún género de dudas a Vasile D. como la persona que le golpeó en la cabeza, y a Marcel C. como el delincuente que lo custodió durante la hora y media que estuvo inmovilizado.

Tras este juicio deberá celebrarse otro en el que se sentará en el banquillo un tercer acusado que ha sido detenido y que no declaró en la vista ya celebrada porque se encontraba enfermo.

La sentencia que se ha conocido ahora condena a los acusados a cinco años y un día de prisión por un robo con intimidación con uso de instrumento peligroso, y a tres años de cárcel más por un delito agravado de lesiones. Además, los obliga a indemnizar conjunta y solidariamente al vigilante con 8.760 euros; a Logista, con 73.210 euros; y a Segurex, con 4.500 euros.

Contra esta resolución cabe un recurso de casación ante la sala segunda del Tribunal Supremo.