La Policía Local ensaya para poder empezar a multar con PDA este mes

Los nuevos dispositivos, ahora en pruebas por parte de los agentes, acelerarán el proceso de pago de las sanciones

ANTONIO J. ARMERO ANTONIO ARMEROCÁCERES.
La imagen de los agentes utilizando los boletines para multar cambiará, para que aparezcan las PDA. ::                             HOY/
La imagen de los agentes utilizando los boletines para multar cambiará, para que aparezcan las PDA. :: HOY

Los boletines de denuncia de toda la vida se jubilan. Esos papeles blancos con letras que desde el parabrisas saludaban al conductor despistado o ligero en el cumplimiento de la ley tienen los días contados. Permanecerán las multas, claro está, pero se pondrán de otra forma.

El adiós a los boletines de denuncia supondrá dar la bienvenida a las PDA (Personal Digital Assistant, o lo que es lo mismo, asistentes digitales personales). Se trata de unos aparatos de un tamaño algo superior al de un teléfono móvil al uso y que sirven para almacenar datos, escribir y comunicarse. Entre otras utilidades prácticas, permitirán sustituir al papel en la tramitación de las sanciones que impone la Policía Local. De hecho, esos modernos aparatos llegaron hace tres semanas a las dependencias de la jefatura cacereña, pero aún no están en la calle. No, al menos, para cumplir la función para la que están concebidos.

Las PDA están en manos de los agentes desde hace días, pero en periodo de prueba. De hecho, no todos los funcionarios municipales las han utilizado aún. Por grupos, han ido probándolas, familiarizándose con sus botones y con la forma de proceder que tendrán que asumir a partir de ahora. Su manejo no es complicado, pero exige cierta práctica. En total, la Policía Local dispondrá de 15 de estás máquinas, que ha comprado la Diputación Provincial a través del Organismo Autónomo de Recaudación (OAR), quien a su vez adjudicó el servicio a la empresa eLaboro.

Los últimos ajustes

Una vez recibidas en la Jefatura, gran parte del trabajo ha recaído en el departamento de Informática de la Policía Local. Su tarea fundamental ha sido adaptar los aparatos a las necesidades del trabajo diario que desarrollan los agentes en Cáceres. De entrada, las máquinas incorporan un software genérico, que ha habido que modificar. Entre otras novedades, se han incorporado a las PDA las bases de datos que tiene la Policía Local.

Esto último es un requisito fundamental para ganar en operatividad. De hecho, permitirá que un agente, al encontrarse a un vehículo cometiendo una infracción -entre las más comunes está aparcar en doble fila o en lugares donde está prohibido-, no necesite más que anotar la matrícula en la PDA para obtener los datos del titular. Hasta ahora, este trámite obligaba a llamar a la centralita y esperar a que un compañero leyera la información contenida en la base de datos. A partir de ahora, eso no será necesario. Además, el agente obtendrá a través de la pantalla no sólo el nombre y los apellidos del dueño del vehículo, sino también otra información que le puede resultar de interés, como su domicilio, su situación legal (por ejemplo, si se trata de alguien sobre el que pese una orden de búsqueda y captura) o si ha sido sancionado anteriormente.

El agente tendrá que rellenar el boletín digital, y si el infractor está presente, le ofrecerá firmarla. Para ello, las PDA incorporan un lápiz digital, que permite estampar una rúbrica sobre la pantalla.

Los nuevos tiques

El siguiente paso es expedir un tique. En este punto, las máquinas se parecen a los datáfonos que tienen casi en cualquier tienda para atender a quienes pagan con tarjeta. Los asistentes digitales permiten obtener un tique, algo más ancho que el de los datáfonos. Ese papel es el que sustituirá al boletín tradicional en el parabrisas del coche, a modo de resguardo de la multa impuesta. El hecho de que los agentes obtengan amplia información al teclear en los nuevos aparatos la matrícula de un turismo o una dirección tiene varias ventajas. Entre ellas, minimiza el margen de error, o lo que es lo mismo, aumenta la fiabilidad del proceso. En segundo lugar, permite localizar de manera más rápida a ciudadanos, algo especialmente útil en situaciones de emergencia.

Pero hay un beneficio especialmente importante, que justifica la inversión realizada por la Diputación Provincial: se acortará el proceso de tramitación de las sanciones. Porque una vez rellenado el boletín digital y expedido el tique, el agente enviará la información sobre la multa a los ordenadores del Organismo Autónomo de Recaudación (OAR), la entidad que gestiona el cobro de sanciones en casi todos los municipios de la provincia. La Diputación estima que una vez estén en la calle, los plazos medios de pago de las sanciones se acortarán en un mes, aproximadamente.

A día de hoy, la Policía Local de Cáceres está realizando los últimos ajustes antes de que los agentes puedan empezar a utilizar los nuevos aparatos, y la previsión es que tengan plena funcionalidad a lo largo de este mes. En estos días se trabaja en la red que permitirá el trasvase de datos desde las PDA hasta los ordenadores del OAR, que debe ser privada y segura, lo suficiente como para garantizar la confidencialidad de los datos que se tratan.

La llegada de este avance no supondrá la desaparición definitiva de los boletines de denuncia, que eso sí, quedarán relegados a un segundo plano.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos