La cofradía del Cristo de la Misericordia celebrará el domingo su día grande

Hasta mañana se celebra el Quinario en honor del Santísimo Cristo de la Misericordia de Torremenga, dando paso el domingo, día grande de la cofradía del santo, a la jornada que concentrará diversas actividades, máxime al coincidir con el vigésimo quinto aniversario de la fundación de la agrupación

E. G. R.
La ronda de los Vettones actuará el domingo. ::                             G. VERA./
La ronda de los Vettones actuará el domingo. :: G. VERA.

Hasta mañana se celebra el Quinario en honor del Santísimo Cristo de la Misericordia de Torremenga, dando paso el domingo, día grande de la cofradía del santo, a la jornada que concentrará diversas actividades, máxime al coincidir con el vigésimo quinto aniversario de la fundación de la agrupación.

En cuanto al quinario, que está siendo predicado por varios sacerdotes, se celebra cada tarde a las ocho y media en la parroquia Santiago Apóstol, excepto esta, pues la misa se traslada al cementerio, comenzando media hora más tarde.

Volviendo con el domingo, tradicionalmente el primero del mes de agosto, se celebra la fiesta del Santísimo Cristo. Las actividades se iniciarán media hora después del mediodía, con la celebración de una misa. A su conclusión los fieles partirán en procesión con la imagen del santo por las calles del municipio verato, concluyendo en el atrio de la parroquia, donde tendrá lugar la puja de la imagen y un ofertorio.

Ya por la tarde, al filo de las dos, habrá una degustación de paella para todos los asistentes. La propia cofradía ha encargado la elaboración de una paella para 500 personas, que se cocinará en la Plaza de España con fuego de leña. Además del reparto de ponche entre los participantes, desde la cofradía se señala que «por si esto fuese poco podremos rebajar las calorías ingeridas al ritmo de los cantes y bailes veratos, que interpretarán el grupo folklórico de Guijo de Santa Bárbara, 'la ronda de los Vettones'», que actuarán en la plaza.

Como «broche final y signo de prosperidad» por los 25 años de existencia de la cofradía, sus componentes han situado la imagen del Cristo «en un magnifico retablo que a partir de ahora hará más bella la parroquia», aseveran. La obra artesanal se encargó a Talleres Salmerón, de Socuéllamos (Ciudad Real).