Muere en Isla Mágica una mujer de Berlanga que acompañó a su hijo

Las causas de su fallecimiento parecen derivarse de un derrame cerebral

ORMARCHBERLANGA.

La localidad de Berlanga despidió el jueves a María José Bustamante Guerrero, una vecina de 38 años que falleció el miércoles cuando se encontraba en Isla Mágica, donde se había desplazado para acompañar a su hijo y a sus compañeros de clase para celebrar en el parque de atracciones el fin del curso escolar.

El funeral fue oficiado en la parroquia de Nuestra Señora de Gracia, que estuvo abarrotada ante el aluvión de personas que quisieron acompañar a la familia en un momento tan triste.

María José Bustamante tenía en el momento de su fallecimiento 38 años y residía en Huelva, donde se había desplazado junto a su marido para trabajar en un centro comercial Carrefour. Era madre de dos hijos, un niño de siete años y una niña que iba a cumplir tres.

Sus vecinos han explicado que la fallecida era muy querida en el pueblo, al que regresaba cada vez que podía, sobre todo en verano, para visitar a su familia.

Las causas de su fallecimiento parecen derivarse de un derrame cerebral que sufrió cuando se encontraba en Isla Mágica. Rápidamente fue llevada al Hospital Virgen Macarena, pero no pudieron recuperarla y falleció poco después.

Tras su muerte, los familiares se pusieron en contacto con el equipo de donación de órganos del hospital y dieron su autorización para que le fueran extraídos todos los órganos que pudieran ser útiles a personas en espera.