El alcalde apela a la unidad frente a la crisis

Pizarro recalca la necesidad de reformar la Administración local para hacerla más eficaz y cercana

A.S.O.PLASENCIA.
Pizarro recibe el aplauso tras ser proclamado alcalde. ::
                             ANDY SOLÉ/
Pizarro recibe el aplauso tras ser proclamado alcalde. :: ANDY SOLÉ

Fernando Pizarro abrió su intervención con escritores. Igual que la remató. El primeros, el placentino Álvaro Valverde; el postrero, José María Gabriel y Galán. Todos dedicados a la ciudad y empleados para dejar constancia del amor de los poetas y de él mismo hacia Plasencia.

Entre y una y otra citas hubo toda una amplia declaración de intenciones y hasta confesiones, desde lo personal al reconocimiento de todos y cada uno los compañeros de corporación de estos próximos cuatro años. Pizarro anunció una profunda reflexión para reestructurar y modernizar la Administración local para acercarla al ciudadano, para que sea más eficaz y efectiva.

No faltaron referencias a la crisis económica, las dificultades y desempleo, y a la necesidad de la unidad del trabajo y esfuerzo común, «lejos de divisiones y diferencias, para sumar la experiencia política de todos los miembros de la Corporación, al servicio del interés general». Por ello, invitó «a todos a trabajar codo con codo, para restablecer la normalidad económica, generar empleo, tranquilidad y confianza. La modernización de la Administración local, la eficacia, responsabilidad, transparencia y austeridad fueron otras de las señas de identidad de su discurso. Un reto, dijo que sabe es difícil.

Recordó además a los alcaldes democráticos que le precedieron y agradeció «profundamente» a Díaz que le fichara para ser edil hace 12 años. Tuvo emocionadas palabras para su padre y quienes le transmitieron con su ejemplo «la importancia del trabajo duro y la honestidad como herramientas indispensables para hacer el bien».