Pizarro recortará ingresos a todos los políticos del nuevo Ayuntamiento

Cobrará lo mismo que percibe por su trabajo y reducirá las cantidades por asistir a los plenos y a las comisiones

A.S.O.PLASENCIA.
Fernando Pizarro en una intervención pública en la Plaza. ::                             HOY/
Fernando Pizarro en una intervención pública en la Plaza. :: HOY

Fernando Pizarro reiteró ante los ciudadanos, a través del videochat de HOy.es, su compromiso de rebajarse el sueldo que cobra la actual alcaldesa, como medida emblemática de austeridad municipal.

«No quiero cobrar más que en mi trabajo», dijo antes de anunciar que informará con más detalle de las medidas de austeridad y de los sueldos de los políticos, que se podrán conocer a través de Internet. Fernando Pizarro es profesor de Primaria en la Escuela Hogar.

Además, va a reducir el número de concejales liberados de cinco a dos. «Tendremos dos liberados junto con el alcalde, ya que ahora mismo hay cinco». Y anunció que va a recortará también los gastos de representación, «por lo que en los plenos y comisiones se cobrará menos». Con todo es posible, dijo, un ahorro de medio millón de euros.

Además, de reducir los cargos de confianza, que ahora son un número alto. «Serán nuestra cara visible ante el ciudadano y será gente evidentemente preparada y con el perfil oportuno para dar servicio a la Corporación y al ciudadano», puntualizó.

Las cuentas claras

El análisis de las cuentas municipales para conocer la situación económica del Ayuntamiento es otro de los primeros objetivos del gobierno de Pizarro. No va a ser, como ha manifestado con anterioridad, mediante una auditoría externa, porque es costosa, sino mediante informe interno. «Soy el primero -explicó- que me interesa la auditoría interna. Ya he hablado, precisamente, con el interventor, y si en algún momento necesitamos un apoyo, pues estableceremos una auditoría externa». El informe económico de la situación actual objetiva del Consistorio placentino estará en los primeros meses de gobierno.

Fernando Pizarro ha cuantificado que la deuda municipal «es mayor a 30 millones de euros y que estamos casi en 40 millones». Visto esto y el compromiso de no subir las tasas, ni los impuestos, uno de sus primeros objetivos es tener una reunión con la empresa del agua, «porque no nos podemos permitir gravar con más impuestos a los ciudadanos en estos momentos de crisis».

Empleo

La bolsa de trabajo existente es otro de los temas a los que respondió ayer el alcalde electo. Ante la situaron actual y las críticas a las contrataciones municipales, Fernando Pizarro afirmó que cuando lleguen los fondos europeos tirará «de esa lista para que toda esa gente vea que la petición de trabajo sea una realidad», aunque para esto habrá que esperar a los fondos, algo que, adelantó, «será casi de manera inmediata con la modificación del presupuesto». Además, avanzó: «Nos planteamos que los sueldos permitan el mantenimiento de las personas que accedan al trabajo y eliminar bolsas de trabajo de 500 euros».

En relación con la creación de empleo estable en la ciudad, desveló los contactos mantenidos con algunas empresas de nuevas tecnologías y relacionadas con las energías renovables, que le han planteado establecerse en Plasencia y crear unos 200 puestos de trabajo. Algo que, precisó Pizarro, se podría establecer en el tiempo de un año.

Más universidad

Para facilitar la ampliación de las titulaciones universitarias, recordó el alcalde electo que ha puesto a disposición del rector de la UEx los pabellones militares, para los que busca financiación, y que sean, en su mayor parte, para esta. Aunque no descarta que la ampliación llegue de la mano de alguna otra universidad privada.

«Nosotros nos comprometemos a rehabilitarlos -dijo el líder del PP-, pero tengo que buscar otras posibilidades y en eso estamos, en que alguna otra universidad tenga la posibilidad de ubicarse en la ciudad y que los placentinos tengan una oferta mayor y que los de fuera tengan también más oportunidades».

Sobre el botellón subrayó que el del Ferial no cumple la ley y se ha mostrado partidario de una solución por consenso. Pizarro dejó claro que no se trata de eliminar el botellón, sino de que cumpla la ley y para eso tiene que estar alejado de zonas residenciales.

Debate

«No me opongo al botellón pero sí quiero abrir debate sobre él, porque más del 50 por ciento de los jóvenes que van son menores y consumen otras sustancias, según los informes, por lo que hay que debatir sobre el tema y si es necesario reubicarlo cumpliendo la normativa no tengo problema», puntualizó.

Relacionado con las molestias del ocio de las zonas de pubs, declaró que «ha habido una dejadez en el cumplimiento de la norma y lo que hay que hacer es cumplir la ley y nada más» para conciliar ocio con el derecho a descansar. Además se mostró partidario de establecer «algunas zonas de saturación de ruidos para que no se abran más establecimientos en esas áreas».