Adiós de un grande a los 36 años

El jugador de origen extremeño deja atrás 19 años de profesional, que inició en el Badajoz y continuó en Primera con la Real, proclamándose subcampeón de Liga Óscar De Paula anuncia en su cumpleaños su retirada por una lesión de rodilla

EFE Y J. P.PONFERRADA y BADAJOZ.
Adiós de un grande a los 36 años

Óscar De Paula eligió el día de su cumpleaños para anunciar su retirada del fútbol. Era un día especial y desde ayer tendrá para la eternidad una doble significación. Con 36 años recién estrenados, el futbolista vasco de origen extremeño deja atrás 19 años de carrera profesional repartida entre el Badajoz (tres temporadas en Segunda), Real Sociedad (once en Primera), Cádiz (una en Segunda) y Ponferradina (tres en Segunda B y una en Segunda).

Una lesión en la rodilla izquierda ha precipitado que uno de los grandes de la historia moderna del fútbol extemeño cuelgue las botas, decisión que hizo pública ayer, después de casi una veintena de temporadas en activo. «Me retiro como futbolista con 36 años que cumplo hoy -por ayer-. No por falta de ilusión, fuerza o pasión, ya que por ellos seguiría unos años más, sino por una lesión de mi rodilla izquierda, de esas que llamamos invisibles» y que le ha hecho «pasar un auténtico calvario», ha manifestado hoy ante los medios de información.

El blanquinegro más joven

Óscar Javier De Paula Gamero (Durango, 1975) debutó en Segunda con el Badajoz de la mano de José Enrique Díaz con apenas 17 años. Saltó al césped del añorado El Vivero en el minuto 80 para sustituir a Altimira, en la actualidad preparador físcio en el Barcelona de Pep Guardiola. En ese instante se convirtió en el jugador más joven en debutar en la categoría de plata con la camiseta blanquinegra por delante del mítico Adelardo y TOni cabello. «Fue fenomenal. Me he sentido mnuy bien por debutar en esta categoría. La pena es el resultado final, sobre todo porque creamos bastantes ocasiones de gol», comentaba aquel lejano 12 de abril de 1993 tras perder ante el Lugo. De Badajoz dio el salto a Primera con la Real Sociedad, donde permaneció once temporadas y se proclamó subcampeón de Liga (2002-03). Su debut en la liga de las estrellas se produjo el 10 de septiembre de 1995 ante el Sporting de Gijón (2-0) y su primer gol valió tres puntos al establecer el definitivo 1-2 en Zaragoza con el tiempo cumplido.

Gol en la Champions

Las molestias en la rodilla le han impedido participar en el último tramo de esta temporada, en la que su equipo no ha conseguido la permanencia en Segunda División y al que llegó, procedente del Cádiz, en la temporada 2007-08. En cualquier caso, ha expresado su deseo de despedirse en el campo «jugando simbólicamente unos minutos» en el partido que enfrenta este sábado (18.00 horas) a la Ponferradina y al Gimnástic de Tarragona en el último partido de liga.

Entre los mejores recuerdos de su carrera, De Paula mencionó el ascenso a Segunda, que consiguió el año pasado con la Ponferradina, y entre los goles, su especialidad, ha citado el primero que marcó en Primera con la Real Sociedad contra el Zaragoza, el primero que hizo con la selección española Sub 21 y el que marcó en la Liga de Campeones contra el Galatasaray, también con la Real y que significó la clasificación a la segunda ronda.

De Paula no ha decidido todavía a qué se dedicará en el futuro, aunque ha confirmado que instalará su residencia en Badajoz y seguirá manteniendo el contacto con San Sebastián y Ponferrada. El jugador nació en Durango, pero desde pequeño siempre vivió en Olivenza, localidad de la que son originarios sus padres. En Donosti permaneció once temporadas en Primera, donde jugó más de trescientos partidos, marcó 57 goles, logró un subcampeonato de liga (2002-03) y jugó una Liga de Campeones (2003-04), antes de recalar en el Cádiz (2006-07) y afrontar su tramo final en la Ponferradina, donde ha jugado cuatro temporadas, tres de ellas en Segunda B y esta última en Segunda.

De Paula lleva sin ser convocado desde el partido de Cartagena (7 de mayo) y no juega desde hace un mes ante el Xerez. Las lesiones le han lastrado, haciendo que su competitividad haya sido menor que en otros años. En buena parte de los partidos como visitante no ha estado en las convocatorias. No obstante, el rendimiento dado hasta la actual temporada ha sido óptimo o al menos se ha acercado a ese punto, siendo durante tres temporadas seguidas el máximo realizador del equipo y un referente ofensivo en Segunda B. Con la marcha de Óscar de Paula la Ponferradina perdería un ídolo y al jugador más determinante que ha tenido en la última década en el capítulo goleador.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos