Un error administrativo retrasa la reforma del cine María Luisa

Fomento deberá anular la convocatoria en marcha e iniciar un nuevo proceso debido a un fallo en el pliego de condiciones

JUAN SORIANOMÉRIDA.
Vista aérea del cine-teatro María Luisa en la que se aprecia el deterioro de la cornisa y de parte de la fachada. ::                             BRÍGIDO/
Vista aérea del cine-teatro María Luisa en la que se aprecia el deterioro de la cornisa y de parte de la fachada. :: BRÍGIDO

Cuando todo estaba atado, cuando se habían superado los últimos contratiempos, cuando por fin se había licitado el concurso para la ejecución de la obra. Un nuevo retraso aplazará hasta comienzos del próximo año el inicio de los trabajos de reforma del cine-teatro María Luisa. Eso si no surgen más inconvenientes.

El Boletín Oficial del Estado (BOE) publicó el pasado 17 de marzo el anuncio de licitación del Ministerio de Fomento por el cual salía a concurso la obra del cine-teatro María Luisa. Sin embargo, un error en la tramitación obligará a suspender la convocatoria y a iniciar un nuevo proceso de contratación. De esa forma, las obras se retrasarán de cuatro a seis meses. Un plazo asumible si se tiene en cuenta que la reforma del céntrico edificio se lleva esperando desde la década de los 90, pero también una zancadilla más en la rehabilitación de un inmueble simbólico para muchos emeritenses.

Tras la publicación del citado anuncio en el BOE, el plazo de presentación de ofertas concluyó el pasado 26 de abril. En total, el proyecto recibió 53 propuestas. El 17 de mayo se preveía llevar a cabo el acto de apertura de la documentación técnica, donde se recogen los datos de las empresas que optan a la obra, mientras que la apertura de la oferta económica estaba fijada para el 7 de junio. La previsión era adjudicar el contrato a lo largo de julio o agosto, para iniciar las obras a finales del verano o comienzos del otoño. Los trabajos, con una duración de 20 meses, concluirían a mediados de 2013.

Ahora, todos estos pasos deberán iniciarse de nuevo debido a un error en la tramitación. Como indica el propio Ministerio de Fomento en el Perfil del Contratante del Estado (portal de Internet en el que se recoge todo lo relativo a concursos promovidos por la administración central), un error en la clasificación exigida a las empresas ha obligado a suspender tanto la mesa convocada para el 17 de mayo como la del 7 de junio. «Próximamente se procederá a publicar resolución del órgano de contratación al respecto», concluye la nota informativa.

Según ha podido saber Hoy, la clasificación exigida para el contrato del cine-teatro María Luisa está por debajo de lo que marca la normativa vigente. Para poder presentarse a concursos públicos las empresas deben contar con una cierta categoría. A mayor importe, más nivel se pide a los licitadores. En el caso del proyecto emeritense, la actuación cuenta con un presupuesto de más de 3,4 millones de euros, lo que demanda un nivel de rango C o D, según la clasificación estatal. El contrato convocado por Fomento fija unos requisitos de A o B.

Nuevos plazos

El Ayuntamiento de Mérida fue citado ayer a una reunión en Madrid para explicar lo sucedido. El delegado municipal de Cultura, Julio César Fuster, representó al Consistorio emeritense en este encuentro, en el que se plantearon los pasos que hay que dar para resolver el problema.

Según explica Fuster, un recurso presentado por la Asociación Provincial de Empresarios de la Construcción de Badajoz (Apdecoba) ha alertado sobre el error. Como indica, la solución pasa por anular el proceso de licitación e iniciar una nueva convocatoria.

Para ello, es necesario ajustar las partidas destinadas al proyecto. La financiación, que correrá por cuenta del Ministerio de Fomento, la Junta de Extremadura y el Ayuntamiento de Mérida, está asegurada. Pero es necesario que los créditos asignados en principio a los años 2011 y 2012 (aunque se esperaba terminar la obra a mediados de 2013) pasen a formar parte de los Presupuestos de los ejercicios 2012 y 2013, lo que técnicamente se denomina deslizamiento.

Una vez dado este paso, se convocará un nuevo concurso con las partidas asignadas correctamente y con la corrección en cuanto a la clasificación. El resto (plazos, presupuestos, etc.) se mantendrá sin cambios. La intención es hacerlo cuanto antes, pero con el verano de por medio parece difícil que se pueda agilizar el proceso todo lo que cabría desear.

Según apunta Fuster, la nueva previsión de Fomento pasa por licitar la obra a lo largo del verano e iniciar el proceso de estudio de las propuestas en el mes de septiembre. En esta línea, las obras no comenzarían hasta febrero de 2012. Atendiendo al plazo de ejecución, el cine-teatro María Luisa podría ofrecer una nueva imagen a finales de 2013.

El delegado municipal de Cultura no esconde la contrariedad del equipo de Gobierno por este nuevo contratiempo, ya que, después de que la obra sufriera varios retrasos, al menos se había conseguido concluir el mandato con el concurso ya convocado y pendiente de adjudicación. Al menos, se han sentado las bases para que un edificio emblemático de la arquitectura y la cultura emeritense vuelva a llenarse de actividad. Aunque, para ello, habrá que esperar todavía un poco más.