Acedo recupera la mayoría absoluta para el PP con 13 concejales

Izquierda Unida y Siex, con un concejal cada uno, rompen el bipartidismo, mientras que PSOE se queda con diez ediles

JUAN SORIANOMÉRIDA.
El candidato del PP y nuevo alcalde de Mérida, Pedro Acedo, entre miembros de su lista y responsables del partido. ::                             BRÍGIDO/
El candidato del PP y nuevo alcalde de Mérida, Pedro Acedo, entre miembros de su lista y responsables del partido. :: BRÍGIDO

Vuelco electoral en Mérida. El popular Pedro Acedo, alcalde de la ciudad entre 1995 y 2007, recupera el bastón de mando municipal con el 44,98% de los votos, lo que le concede la mayoría absoluta en el Consistorio emeritense con un total de 13 concejales, uno más que en la presente legislatura. Por su parte, el socialista Ángel Calle, actual primer edil, sufre una dura derrota con el 36,89% de las papeletas y un total de diez concejales, tres menos que los logrados en los anteriores comicios locales.

La noche electoral arroja una segunda noticia en Mérida. Después de ocho años de bipartidismo PP-PSOE, los partidos minoritarios se cuelan de nuevo en la Corporación municipal, aunque no tendrán capacidad de decisión ante la mayoría popular. Y lo hacen por partida doble. IU, que perdió su puesto en el Consistorio en el año 2003, regresa a la política municipal de la mano de Álvaro Vázquez con un concejal y el 5,99% de los votos. En el salón de plenos también habrá lugar para Siex, que con el ex alcalde socialista Antonio Vélez consigue el mejor resultado de su historia y logra por primera vez un puesto de edil.

Una vez cerrado el escrutinio, el nuevo alcalde emeritense llegó al cuartel general del PP en un coche conducido por Manuel Balastegui y acompañado por Luis Ramallo. Había preferido vivir el recuento en soledad, lejos del partido y de los nervios. Al llegar a la sede se fundió en un abrazo con Juan Parejo, secretario de Organización de la formación a nivel regional. Lo primero que hizo fue subir a saludar al candidato popular a la presidencia de la Junta de Extremadura, José Antonio Monago, y al resto de su candidatura municipal.

Ya ante la prensa, y visiblemente emocionado, las primeras palabras de Acedo fueron de agradecimiento a los emeritenses, a sus compañeros, a los interventores y apoderados y a Monago por haber confiado en su candidatura.

En cuanto al futuro, expuso su deseo de «gobernar el Ayuntamiento de Mérida para mejorar la situación de los vecinos de la ciudad». «Nuestra prioridad va a ser el empleo», para lo que «vamos a trabajar duro» en beneficio de «todos los emeritenses», afirmó.

También felicitó al resto de partidos que han logrado representación y reafirmó su compromiso de ceder a la oposición la presidencia de varias comisiones informativas municipales como muestra de participación y transparencia.

Derrota de Calle

Por su parte, el candidato del PSOE y actual primer edil, Ángel Calle, anunció que «asume personalmente» la derrota electoral y que se pone a disposición de su partido «para que haga conmigo lo que quiera». Realizó estas declaraciones en la sede de la agrupación local socialista, donde estuvo pendiente del resultado y donde conoció que tendrá que ceder el bastón de mando a los populares. «Cuando uno pierde no se encuentra bien. Esto es una derrota pero no me vengo abajo».

La noche fue dura y triste en la sede de los socialistas. Concejales, componentes de la lista electoral y militantes no podían ocultar las lágrimas en sus ojos ante la respuesta que recibieron del electorado en las urnas. «Ahora es muy difícil sacar conclusiones pero ha habido muchos sectores socialistas que no nos han dado el suficiente apoyo», indicó Calle.

En concreto, se refirió a los resultados obtenidos en barriadas socialistas como Nueva Ciudad, La Corchera y San Andrés, entre otras, donde esperaba un mayor número de votos. «Lo que hay que hacer ahora es un ejercicio de humildad y de autocrítica. Es imprescindible que analicemos cuáles han sido las causas de esta derrota en la ciudad y poner los medios necesarios para recuperar el prestigio y los valores de izquierda», señaló Calle, quien afirmó que los ciudadanos no se equivocan con su votación y de ahí la situación en la que se encuentra el PSOE tras estas elecciones.

También tuvo palabras para Pedro Acedo, a quien, según aseguró, llamó por teléfono para felicitarle cuando su partido conocía en un porcentaje alto el número de votos. «No he podido hablar con él, pero lo seguiré intentando durante la noche. Le he dejado un mensaje en el contestador para decirle que estoy a su disposición para trabajar juntos en beneficio de la ciudad».

Representación sin peso

El que ha devuelto la felicidad a las filas de Izquierda Unida ha sido su candidato a las elecciones de ayer, Álvaro Vázquez, quien tras conocer los resultados afirmó que los emeritenses «le han dado la espalda al bipartidismo» y expresó su deseo de que el popular Pedro Acedo «haya aprendido de sus errores».

«Me habría gustado que ningún partido hubiera tenido mayoría absoluta. Esperamos que el PP tenga más sensibilidad democrática que cuando ha gobernado en otras ocasiones», indicó Vázquez.

Por su parte, el candidato de Siex, Antonio Vélez, afirmó encontrarse en una mezcla se sensaciones en su vuelta al Ayuntamiento. «Estoy entre triste y tenso, porque no hay una mayoría de centro-izquierda en el Consistorio, pero me siento satisfecho del trabajo que han hecho los compañeros de mi partido para recuperar este espacio».

Vélez comentó que le hubiera gustado conseguir «un mejor resultado para ser más decisivo» y anunció que realizará una oposición «fuerte» al nuevo gobierno de Pedro Acedo.

La nueva Corporación municipal emeritense estará formada por 13 concejales del Partido Popular, diez del PSOE, uno de Izquierda Unida y uno de Siex. Respecto a los anteriores comicios del año 2007, el PP consigue un edil más. Los socialistas pierden tres, mientras que los partidos minoritarios vuelven a tener representación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos