Escolares plantan 25 árboles en el parque de 'Las Albercas'

Se trata de una actividad organizada por la Asociación Oncológica Extremeña

CARLOS A. PINO
Alumnos del colegio Zurbarán en el parque de 'Las Albercas'. ::                             C.PINO/
Alumnos del colegio Zurbarán en el parque de 'Las Albercas'. :: C.PINO

Alumnos del Colegio Público Zurbarán de Don Benito participaron ayer en el proyecto 'Sembrando vida', organizado por la Asociación Oncológica Extremeña a nivel regional (AOEX). Se sembraron un total de 25 árboles en el 'Parque de Las Albercas', junto al lago.

«La idea no es sembrar árboles aislados, sino crear pequeños bosques de vida», ha declarado la responsable de la la Asociación Oncológica Extremeña en Don Benito y Villanueva de la Serena, María José Sánchez, quien agradeció la colaboración de la Delegación de Medio Ambiente, ya que los niños fueron ayudados por alumnos del taller de empleo 'Don Benito sostenible'.

La idea de este colectivo es realizar un pequeño homenaje y recordatorio de los niños que tienen cáncer por parte de sus compañeros. Otro de los objetivos es difundir la importancia del cuidado del medio ambiente entre los más pequeños.

Desde el colegio público 'Zurbarán', aseguran que la intención es hacer solidarios a los niños, además este centro es un 'Ecocentro', por lo que siempre están dispuestos a colaborar con el medio ambiente.

Se ha trabajado con cipreses y aligustres de copa, especies fáciles de plantar. Se han elegido árboles ya crecidos para que sea más fáciles de plantar, se luzcan y no se pierdan, porque la idea es que esta actuación perdure a lo largo del tiempo.

El responsable de jardinería del taller 'Don Benito sostenible', Santiago Izquierdo, cree que es un proyecto 'precioso' y que ayuda a embellecer la ciudad.

Considera que además esta actividad servirá para sensibilizar a los niños participantes y a los propios alumnos del taller de empleo. Los niños se repartieron en grupos de tres y cuatro con un alumno adulto del taller, que les fue guiando y aconsejando sobre cómo plantar un árbol de ese tamaño.

Al final de la jornada la Asociación Oncológica Extremeña entregó a cada niño un diploma que acredita de manera simbólica que el árbol que han plantado es suyo y que tiene el deber de cuidarlo. «Siempre va a ser muy importante para los niños saber que el árbol que han plantado es suyo y pueden cuidarlo», asegura María José Sánchez.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos