Fernando Tomás Pérez, un intelectual al servicio de la sociedad

Fue el instigador de iniciativas como los Premios Extremadura a la Creación, los talleres de poesía y relato y la Asociación de Escritores Extremeños

Fernando Tomás Pérez, exdirector de la ERE. ::
                             HOY/
Fernando Tomás Pérez, exdirector de la ERE. :: HOY

La vida de Fernando Tomás Pérez se vertebra en el eje formado por Santa Marta, Badajoz y Cáceres. En la primera localidad, nace su padre Fernando Pérez Márquez, escritor. En Badajoz nace él en 1953, aunque también su figura permanecerá unida para siempre a Cáceres, ciudad en la que vivió y donde murió a los 52 años de edad. Fernando Pérez, fallecido en 2005, ha dejado como intelectual extremeño una estela en cada una de las tareas que acometió; su trabajo como profesor, como investigador o como director de la Editora Regional, desde 1995, es tan intenso, que basta para formarse una idea de su vocación de servicio público, de su escrupuloso e intachable trabajo y de su talla como hombre de la cultura.

Fernando Tomás Pérez fue el instigador y copartícipe de algunas iniciativas que, en 2011, parecen sencillamente naturales, por lo claras y eficaces que resultan: así ocurre con el modelo actual de becas a la creación y ayudas a la edición; con los Premios Extremadura a la Creación; o los talleres de poesía y relato que la Consejería mantiene junto a AUPEX y la Asociación de Escritores extremeños, entidad de la que fue secretario.

Fue el propio Javier Rodríguez Marcos, en un obituario, el que recordó que «hasta su último día de conciencia, poco antes de su fallecimiento, Fernando Pérez estuvo corrigiendo puntillosamente las pruebas del catálogo de la exposición Extremadura en sus páginas: del papel a la web, de la que era uno de los comisarios». Fue esa muestra su último trabajo, al que dedicó horas y en el que volcó las energías y empeños para finalizar con calidad y certeza su trabajo.

La realidad demuestra que Fernando Pérez fue y será uno de los autores que una huella más profunda y patente ha dejado en el desarrollo de la cultura en Extremadura, afirmación también defendida por el profesor Antonio Sáez Delgado en la obra 'Literatura en Extremadura'. En esa misma obra, también le define como «el ejemplo perfecto de la fusión en el ensayo del rigor formal del científico con la voluntad literaria y estilística del escritor. Pocos ensayistas hay en Extremadura a los que se pueda aplicar, sin rubor, esta doble cualidad, la que convierte el estudio en lectura amena y la que trufa los textos más cercanos al ensayo literario con datos e informaciones que ofrecen un amplio trasfondo cultural».

Obra literaria

La obra literaria de Fernando Tomás Pérez González ocupa un lugar importante en el apartado de la Historia del Pensamiento y, aunque muy centrada en la evolución de las ideas filosóficas y políticas en Extremadura, su aportación cruza las fronteras no ya regionales sino internacionales, pues algunos de sus trabajos han sido publicados en Francia y Alemania.

Publicó decenas de estudios en forma de libros, artículos, ensayos breves o textos divulgativos y ha sido reconocido como uno de los más destacados pensadores e investigadores del pensamiento en la Extremadura de su tiempo. Destacan sus trabajos sobre 'La introducción del darwinismo en la Extremadura decimonónica' (1987) o la 'Genealogía extremeña de Antonio Machado' (1989), en colaboración con Diego Núñez. Su tesis doctoral fue un estudio sobre 'El pensamiento de José Álvarez Guerra' (2007). Antes, en 1991, había publicado 'Tres filósofos en el cajón', en la colección 'La Centena' de la Editora Regional, sobre José Álvarez Guerra, José Segundo Flórez y Ventura Reyes Prósper, tres de esos «extremeños heterodoxos, intempestivos y malfamados» que tanto le interesaban. También publicó un 'Cuaderno Popular' (en la Editora) sobre Juan Álvarez Guerra, diputado en el Trienio Liberal, ministro en el gabinete de Toreno, y autor de ensayos agronómicos.

No hay que olvidar que fue comisario y responsable de los catálogos de dos grandes exposiciones: 'Los orígenes de la Enseñanza Media. Badajoz siglo XIX' (1991) y 'Extremadura en sus páginas: del papel a la web' (2005), ésta última junto a Juan Gil, su trabajo de mayor envergadura de cuantos han tratado la historia del libro, la imprenta y la lectura en Extremadura. El catálogo de esta exposición, en dos volúmenes, recoge el último texto que publicó Fernando Pérez, 'La Ilustración pasa en berlina'.

Pero es su trabajo al frente de la Editora Regional la que llena de sentido su obra y aportación a la vida cultural extremeña. Él defendió la creación de un catálogo de la recién creada entidad, «orgánico» como el de cualquier editorial profesionalizada, ya sea pública o privada.

La puesta en acción usando una política editorial coherente, integrada por colecciones bien definidas, basadas en la difusión de investigaciones sobre la historia y la cultura extremeña en todas sus dimensiones, y el fomento de la creación literaria y proyección hacia el exterior de aquellos autores que habían alcanzado unos niveles de madurez literaria, fueron los principales pilares defendidos en su gestión.

Todos aquellos que trataron en algún momento de su trayectoria profesional con Fernando Tomás Pérez lo describen como un profesional ético, tenaz, pulcro, organizado, y una persona cálida y cercana, su comportamiento en todos los ámbitos de la vida.