Los 'okupas' toman un edificio para crear un centro social

Ubicado en la calle Las Morenas 9, está deshabitado y le han puesto de nombre 'La Buitrera'

A.S.O.PLASENCIA.
Fachada del edificio ocupado con las pancartas informativas.::                             A. SOLÉ/
Fachada del edificio ocupado con las pancartas informativas.:: A. SOLÉ

Llegaron el viernes y la tomaron. Pusieron nuevas cerraduras, colgaron unas grandes pancartas anunciado la ocupación y empezaron limpiar y a realizar trabajos para hacerlo habitable. El objetivo, afirman es convertir el inmueble en «centro social auto gestionado». Tiene hasta nombre. Se llama 'La buitrera'. Son jóvenes de la denominada 'Asamblea de Ocupación de Plasencia'. Pertenecen a la zona norte y han tomado sin permiso de la propiedad la vivienda vacía del número 9 de la calle Las Morenas. Al dueño le dan traslado a través de una nota que tuvieron pegada en la puerta.

Se trata de una casa de tres plantas que estaba deshabitada. Las grandes pancartas que cuelgan de la fachada anuncian desde el fin de semana la ocupación. 'Formad bandas y okupad casas', reza una de las que están colgadas de los balcones. 'Contra especulación, okupación', señala otra. Hay una tercera que adelanta el nombre del 'centro social' con el lema 'Extremadura no se rinde'.

Al propietario no le han comunicado la entrada. Los jóvenes se han limitado a pegar en la puerta de acceso una nota en la que se dirigen a él como «estimado vecino», con la intención, afirman, de «darle a conocer que este espacio hasta ahora desocupado, pasará a ser un centro social autogestionado».

Ayer realizaban trabajos en su interior que marcan el inicio de la rehabilitación que quieren llevar a cabo en el edificio. El aspecto exterior delata su mal estado. Pero los problemas del edificio no lo son para los okupas que ya han limpiado el interior y trabajan en el interior para mejorar su situación y hacerlo más habitable.

Hasta la fecha, prefieren no hacer declaraciones y solo desean seguir con su objetivo. Se remiten a la nota informativa dirigida al propietario y a los vecinos en la que también explican que «queremos conseguir un punto de encuentro para la ciudad y el barrio, un lugar vivo en el que poder formarnos culturalmente y disfrutar de nuestro ocio de una manera diferente a la impuesta institucionalmente».

Ésta ocupación es la primera de estas características que tiene lugar en el centro urbano intramuros. Con anterioridad, hubo una temporal en una pequeña y vieja casa deshabitada de la calle del Hurón. Ahora, la novedad viene por el 'centro social autogestionado' en que desean convertir el edificio de Las Morenas 9 y por la mayor amplitud del inmueble. Como antecedente de ocupaciones en Plasencia hay que reseñar la de la antigua central lechera que durante tiempo acogió a numerosos jóvenes alternativos y en la que se realizaban actividades, incluidos conciertos. Conocida de muchos, la vieja fábrica fue punto de referencia y reunión para jóvenes de la ciudad y comarca.

Los okupas de la calle Las Morenas también informan en su nota de que no desean «ser una molestia o convertir este espacio en un local en el que ir a pasar las horas». «Queremos, agregan, ser un punto de apoyo para las personas que así lo necesiten, ofrecer actividades que, si no es mediante el dinero, no podrían llevarse a cabo». Para ello, apuestan por la autogestión del espacio y de sus s propias vidas «pero siempre, precisan, con un alto grado de respeto hacia las personas que nos rodean, siendo esta una de nuestras premisas más claras».

Por todo esto dicen a la propiedad que «deseamos contar con su apoyo en las actividades a realizar en los próximos días, esperando que se acerquen a conocer este centro social que es tanto suyo como nuestro».