Maestro cortador cum laude

Los 'siete magníficos' del corte del jamón se 'batieron' ayer en Alburquerque y ganó el salmantino Manuel Anselmo Pérez, con una impresionante puntuación

FRANCISCO JOSÉ NEGRETEALBURQUERQUE.
El campeonato. Jurado y público observan a los cortadores./
El campeonato. Jurado y público observan a los cortadores.

Los siete mejores cortadores de jamón de España, los siete magníficos que vencieron en los concursos más prestigiosos del sector celebrados el pasado año, se batieron en el duelo final por la corona de rey nacional del corte de jamón celebrada ayer sábado en Alburquerque. El ganador fue el salmantino Manuel Anselmo Pérez, con una puntuación impresionante, 9,80, algo nunca alcanzado en un campeonato de estas características, según explicó Zacarías Píriz, alburquerqueño presidente de la Asociación Nacional de Cortadores, organizadora del evento. Segundo sería el cacereño, de Montánchez, David Lavado Lázaro.

Los otros participantes fueron Ángel Pérez Hernández, José Manuel Hidalgo Molero, Juan Carlos Gómez Sierra, Sergio Bellido García y Juan Blas Sánchez. Todos ellos se disputaron el título nacional de maestro cortador.

Los concursantes fueron calificados por la vestimenta; el estilo; el orden y la limpieza en la tabla, la mesa y el suelo; el pelado y perfilado de la pieza; grosor y tamaño de la loncha; rectitud en el corte, platos de 100 gramos; platos de nueva creación y presentaciones de las distintas partes del jamón y su cultura jamonera, evidenciada en las respuestas a una mini entrevista que les hacían mientras trajinaban con la preciada pata del cerdo ibérico.

La competición fue apasionante. Portando una sola arma, un afilado cuchillo jamonero, cada uno se colocó frente a la pata de 'oro graso' con las que estos hombres tienen una relación especial, tanto que parece como si el jamón les fuera diciendo en cada momento el lugar donde tenían que ir hincando el cuchillo. Ahora por esta veta, después por esta otra fibra. Uno de los miembros del jurado decía que para los cortadores el jamón tiene vida.

Así, entre aromas, arte y palabras, se llegó al final del campeonato, tras el cual los presentes degustaron una buena cantidad de platos. Poco después, con solemnidad, la asociación entregó los premios. Y Manuel Anselmo, emocionado, fue vestido de maestro cortador.

Fotos

Vídeos