Gonçalo M. Tavares, premio al mejor libro extranjero publicado en Francia en 2010

Este escritor portugués se suma así a la prestigiosísima lista de galardonados, en la que figuran Vargas Llosa, García Márquez o Günter Grass, entre otros

Tavares es considerado como el más personal y estimulante de los autores de su generación. ::                             HOY/
Tavares es considerado como el más personal y estimulante de los autores de su generación. :: HOY

Hace pocas semanas, el escritor portugués Gonçalo M. Tavares recibió en Francia el premio al mejor libro extranjero publicado en aquel país en 2010, por su obra 'Aprender a rezar en la era de la técnica', entrando a formar parte de la prestigiosísima lista de autores galardonados con esta insignia, entre los cuales figuran los nombres de Gabriel García Márquez, Mario Vargas Llosa, Philip Roth o Günter Grass, por sólo citar algunos de los más significativos. La importancia de este premio en el contexto de la lengua portuguesa lo subraya el hecho de que, hasta este momento, el único escritor luso que había sido objeto del premio era António Lobo Antunes, al que ahora se suma Gonçalo M. Tavares.

Tavares, bien conocido en Extremadura gracias a sus participaciones en las Aulas Literarias de la Asociación de Escritores Extremeños y a la publicación, este mismo año, de su libro 'Enciclopedia I' por parte de la Editora Regional de Extremadura, es sin duda el autor portugués joven con una mayor proyección internacional y con mayor reconocimiento por parte de la crítica. Los números hablan claro: más de 150 traducciones de sus obras a más de treinta idiomas se están llevando a cabo en estos momentos.

Se trata, sin duda alguna, de un escritor especial, fuera de lo normal, alabado hasta la extenuación por los grandes nombres de la literatura portuguesa contemporánea (con Saramago, Eduardo Lourenço y Lobo Antunes a la cabeza) como el más personal y estimulante de los autores de su generación. Una generación, por otra parte, rica en proyectos literarios personales y bien definidos, con nombres de la dimensión de José Luís Peixoto o Valter Hugo Mae.

Pero Tavares, 40 años, es sin duda el que presenta una dimensión más universal en su obra. Una obra, por otro lado, asombrosamente delineada y que responde a una voluntad creativa extraordinaria y bien definida, que el autor construye a un ritmo que asusta, con varios títulos al año pertenecientes a varios de sus numerosos ciclos de escritura. Y, siempre, con el mismo sistema de trabajo: una escritura torrencial al principio, depurada en el cajón durante meses o años, y corregida en el momento de la publicación. Tavares, efectivamente, publica mucho porque escribe mucho. Y, sobre todo, porque corrige mucho. Por algo define la esencia de su trabajo literario como una «reparación» que abarca los géneros que practica: la narrativa, la poesía y el ensayo.

Una obra plural

Tavares encarna a la perfección el mandato de Pessoa: «Sé plural como el universo». Al menos, así lo dicta su obra literaria, construida en diez ciclos diferentes, que va alimentando cada año hasta llegar a los casi treinta títulos que componen su obra en la actualidad.

Cada uno de estos ciclos tiene su propia dinámica, sus propios libros y su propio tono: 'El reino', 'Canciones', 'El barrio', 'Enciclopedia', 'Bloom Books', 'Poesía', 'Historias', 'Teatro', 'Archivos' e 'Investigaciones'. Probablemente los más apreciados entre crítica y público sean los ciclos 'El reino', dedicado a sus grandes novelas (como 'Jerusalén', premio Portugal Telecom, premio José Saramago y premio Milenium, o 'Aprender a rezar en la era de la técnica'), 'El barrio' (quizá su creación más interesante, en donde conviven libros dedicados a grandes escritores de la historia, que se relacionan entre ellos) y 'Enciclopedia' (hasta ahora con tres títulos cercanos al aforismo: 'Breves notas sobre ciencia', 'Breves notas sobre el miedo' y 'Breves notas sobre las relaciones', los tres recogidos en el volumen editado por la Editora Regional de Extremadura).

El estilo de Tavares responde a una firme voluntad de depuración del lenguaje, con un interés manifiesto por acercarse a la lengua limpia de la Biblia, como ha indicado en varias ocasiones.

Intenta 'encontrar hoy una frase nueva que sea antigua', jugar con los límites temporales y con la capacidad del lenguaje para erosionarse con el paso del tiempo. Por eso sus libros cobran un tono mítico en ocasiones, pero que no se aleja en absoluto de las preocupaciones de su tiempo, entre las cuales sobresale especialmente la difícil relación entre las máquinas y la capacidad espiritual del hombre contemporáneo.

Novedades

Como cada año en la reentré literaria, Tavares acaba de poner en las librerías varios nuevos títulos, que ya están al alcance del lector. El primero de ellos es 'Uma viagem à India', una especie de novela escrita en verso libre, que revisita los cantos de 'Los Lusiadas' de Camoes. Toda una apuesta personal, lúcida y valiente, que construye un 'viaje al corazón del caos', como lo define el pensador Eduardo Lourenço en el prólogo de la obra. Un libro llamado a marcar un antes y un después en su obra y, probablemente, en la literatura portuguesa contemporánea, un diálogo con la historia literaria desde la más plena actualidad, una epopeya del siglo XXI.

La segunda novedad es 'O senhor Eliot', perteneciente a 'El barrio', en el que convivirá con los libros anteriores dedicados a Brecha, Valéry, Juarroz, Calvino, Kraus o Breton. Por último, 'Mateo perdeu o emprego', recién llegado a las librerías y con nuevo sello editorial para el autor, que en este caso publica con la potentísima Porto Editora.

Tres títulos que constituyen una pieza más en el mosaico complejo y valioso que Tavares va construyendo, libro a libro, alrededor de sus obsesiones, y que harán de él, sin duda alguna, uno de los nombres de referencia de la nueva literatura portuguesa en el mundo.