Día de caras nuevas en los despachos

Dos colegios de Primaria y el Centro de Educación Permanente de Adultos reanudan la actividad con nuevos directores al frente

MARÍA JOSÉ TORREJÓNCÁCERES.
Benito Núñez (izquierda) y Julián Claver (derecha), ayer en el despacho del colegio Prácticas. ::
                             JORGE REY/
Benito Núñez (izquierda) y Julián Claver (derecha), ayer en el despacho del colegio Prácticas. :: JORGE REY

El curso escolar no arranca hasta el próximo 13 de septiembre, pero los colegios de Primaria de la capital reanudan hoy su actividad y vuelven a abrir sus puertas. Dos de estos centros estrenan director. Julián Claver Alegre ocupa el sillón que ha dejado vacante en el Prácticas Benito Núñez Regodón, después de 40 años en activo. Y a Josefina Santiago la releva en el cargo Andrés Jesús González Redondo en el colegio Nuestra Señora de la Montaña. Tanto Julián como Andrés han sido designados por la Consejería de Educación por un periodo de doce meses.

También hay cambios en el despacho de dirección del Centro de Educación Permanente de Adultos, situado en la calle Gómez Becerra, en la antigua escuela de Maestría Industrial. María Araceli Rubio Miguelsanz ha sustituido a José Manuel Martín Cisneros, el primer y único director que ha tenido el centro en sus 37 años de historia. A pesar de su marcha, el nombre de Martín Cisneros seguirá vinculado a las instalaciones educativas. El consejo escolar, a propuesta del claustro de profesores, ha solicitado a la Junta de Extremadura que el centro pase a denominarse Maestro Martín Cisneros. Ahora es la institución regional la que debe dar el visto bueno a la propuesta.

Ni Benito, ni Josefina, ni José Manuel han cumplido todavía los 65 años. Estos tres veteranos docentes han decidido anticipar su jubilación. La ley educativa permite desde 1991 a maestros y profesores abandonar los colegios e institutos con 60 años. Durante la última década más de 900 profesionales en la provincia se han acogido a esta propuesta. De ellos, 760 pertenecían al cuerpo de maestros de educación Primaria y el resto, al de Secundaria.

Ayer tocó hacer traspaso de poderes en el colegio Prácticas, ubicado en la céntrica avenida Virgen de la Montaña. Benito Núñez entregó las llaves del centro a su sucesor. Julián Claver (Cáceres, 1954) es un hombre de la casa. Desembarcó en el centro educativo en el curso 2007/2008, un curso que docentes, alumnos y padres tardarán en olvidar. Julián vivió como maestro de Primaria el controvertido desalojo del colegio en febrero de 2008. Y el año pasado regresó a un renovado Prácticas, que había permanecido cerrado durante cerca de año y medio para ser sometido a una reforma integral que imprimió un giro de 180 grados a la edificación. «No soy gafe. Hemos conseguido tener un colegio bastante decente. Los maestros estamos encantados. El centro está muy bien», reconoce.

Con las instalaciones casi recién estrenadas, uno de los retos del nuevo director pasa por renovar las aulas de informática. «Ahora hay que empezar a preparar el funcionamiento del colegio, a hacer los horarios, a poner en marcha todo...», enumera Claver Alegre. «Me gustaría establecer entre los miembros de la comunidad educativa una colaboración permanente», añade.

Estudió en el desaparecido colegio de las Damas Apostólicas del Sagrado Corazón de Jesús, que estaba ubicado en la calle General Ezponda. Ha pasado 15 años de su vida en activo como maestro en Sierra de Fuentes, donde también fue director, y otros 12 en Madroñera. Es un apasionado de la lectura y le gusta tocar el clarinete. Todavía no ha tenido tiempo para personalizar el despacho. «Voy a traer una caricatura y unos regalaos que me hicieron mis alumnos el curso pasado», comenta.

«Creo que va a ser un buen director», asegura Benito Núñez sobre su sucesor. Ayer fue para él su última jornada en activo. En el colegio Prácticas estudian cerca de 400 alumnos y trabajan 31 maestros. En el centro Nuestra Señora de la Montaña, ubicado en la calle Alfonso IX, la plantilla es más reducida, igual que el número de estudiantes. Cuenta con 190 escolares y 15 docentes.

Después de cuatro décadas en las aulas, Josefina Santiago ha decidido pasar página. «Me voy contenta porque la vida te marca ciclos y hay que asumirlos, aunque también es cierto que cuesta cerrar puertas», reconoce la que ha sido directora del colegio Nuestra Señora de la Montaña durante los últimos diez años. Su sucesor, Andrés Jesús González (Trujillo, 1960), tomará hoy el testigo de la dirección. Es día de caras nuevas en los despachos.

Deja libre la dirección del colegio Nuestra Señora de la Montaña, que ocupará Andrés Jesús González Redondo.

Ha dirigido durante 37 años el Centro de Educación de Adultos, cargo que ahora asume Araceli Rubio Miguelsanz.