Extremadura invertirá 740 millones de euros en innovación en tres años

La futura Ley de la Ciencia apostará por la investigación como elemento clave en la transformación del modelo productivo

ARACELY R. ROBUSTILLO * ARROBUSTILLO@HOY.ESBADAJOZ.
Varios investigadores trabajan en el Instituto Tecnológico Agroalimentario (Intaex), que se integrará en el Centro de Investigaciones Científicas y Tecnológicas. :: j. v. arnelas/
Varios investigadores trabajan en el Instituto Tecnológico Agroalimentario (Intaex), que se integrará en el Centro de Investigaciones Científicas y Tecnológicas. :: j. v. arnelas

Ordenar la investigación científica y técnica de la región. Y vincular la investigación, la innovación y el desarrollo como elementos clave en la transformación del modelo productivo de la región. Son la esencia de la Ley de la Ciencia, la Tecnología y la Innovación extremeña que posiblemente entrará en vigor en 2011 y que cuenta con el nada despreciable presupuesto de 740 millones de euros.

La normativa, que la titular de la consejería de Economía, Comercio e Innovación, Dolores Aguilar, ha calificado como «la más importante» que va a sacar adelante su cartera en esta legislatura», es el primera que aprueba nuestra comunidad autónoma en esta materia.

Los elementos que identifican este marco normativo con rango de ley van más allá del ámbito con el que siempre se ha relacionado a la investigación, como la Universidad, según explica la propia Dolores Aguilar. «La Administración pública, los ámbitos tradicionales de I+D+i, las empresas privadas y la sociedad serán los elementos fundamentales que sustenten la ley», explica.

El Cuarto Plan Regional de la materia ya es reflejo del espíritu que impregna esta iniciativa y fija metas muy específicas. Los indicadores que maneja implican que en un plazo de tres años aumentarán, entre otras cosas: el gasto total en I+D+i de 180 millones de euros en 2010 a 252 en 2013. Se incrementará en 200 el número de investigadores, la participación del sector privado en la inversión pasará de un 22% a un 45%; los gastos en innovación tecnológica crecerá de 120 a 165 millones de euros; y el número de doctores se elevará de 94 a 109.

El esfuerzo inversor en recursos humanos será uno de los puntos fuertes, ya que se aspira a alcanzar cifras que superen los 1.800 investigadores. Esto supondrá una inversión de uno 90 millones de euros en el periodo 2010-2013.

Capital humano

Dolores Aguilar asegura que la región cuenta con el capital humano suficiente para hacer frente a este reto. «En Extremadura tenemos más de 4.000 investigadores, que representan una comunidad importante teniendo el cuenta nuestro número de habitantes. Además disponemos de grupos de investigación que son referentes a nivel nacional e internacional. De manera que todo lo que venga derivado de esta ley es importante para ellos. Además, la normativa reconoce e identifica la carrera profesional de investigador y establece qué currículos y qué experiencia tienen que tener estos profesionales para acceder a los centros tecnológicos», explica la consejera. Todo ello en un entorno que se pretende que sea competitivo. Para empezar sólo podrán aspirar a entrar a formar parte del proyecto aquellos investigadores que tengan el doctorado.

La socialización de la ciencia y la tecnología es una de las bases en las que se asienta la ley y uno de sus objetivos más básicos es convertirse en el canal en el que se encaucen todos aquellos actores que directa o indirectamente estén relacionados con la ciencia y la innovación en Extremadura. «Partimos del convencimiento de que todo el sistema público tiene que tener un retorno a la sociedad, al tejido productivo y al empresarial de nuestra comunidad autónoma y en este caso aspiramos a que esté por encima del 50%», subraya Aguilar.