«Yo no quería un adosado paleto, sino una casa singular y con carácter»

José Luis García Araujo Dueño de una casa rehabilitada en Plasencia

A. RODRÍGUEZBADAJOZ.
Un marco cuadrado había sustituido el arco original. ::
                             ANDY SOLÉ/
Un marco cuadrado había sustituido el arco original. :: ANDY SOLÉ

Hace quince años que este placentino encontró la casa de sus sueños. Situada en un enclave privilegiado del casco antiguo de Plasencia, su rehabilitación no fue una tarea fácil, pero él asegura que la mejor recompensa es ser dueño de una casa singular que se revaloriza con el paso del tiempo.

-¿Por qué decidió apostar por la rehabilitación?

-Porque puedes optar a casas más grandes, más singulares y con más carácter. Se encuentran ubicadas en los lugares más céntricos de las ciudades. No las ha hecho un arquitecto de estos modernos de ahora y no son adosados paletos... Y como yo no soy una persona paleta, o al menos intento no serlo, no quería una casa de esas vulgares que tiene toda la gente.

-¿Cómo encontró su casa?

-Me enteré de que estaba en venta y la zona me encantaba. Además se acomodaba a todo lo que estaba buscando. De esto hace 15 años, todavía no estábamos en la burbuja y aunque era cara y había que rehabilitarla, para mí eso no era un inconveniente, sino una ilusión.

-¿Buscó una constructora especializada?

-Sobre todo, busqué un buen arquitecto, especializado en rehabilitaciones. Yo tenía un proyecto en la cabeza que él agrandó en una línea bastante conservacionista. Contamos también con la colaboración del equipo de la oficina de Áreas de Rehabilitación Integral (ARIS) que nos orientaron.

-¿Le pusieron muchas pegas?

-Es cierto que tenía ideas que me rebatieron y me convencieron de que no eran apropiadas. Yo era de mucho tirar, al principio, y ellos me explicaron que había que mantener la esencia de la casa. Está claro que, en ese sentido, son proyectos complicados, porque hay mucho papeleo que resolver y muchas trabas y no todo el mundo puede enfrentarse a ello. Aparte de que es muy costoso, claro está. Pero hay que tener siempre presente que se trata una casa singular y que estás contribuyendo a agrandar su valor, que crece con el tiempo.

-¿Cuáles son las ventajas y los inconvenientes?

-En verano, por ejemplo, no necesitamos aire acondicionado, porque es fresquita y en invierno es calentita. Tiene 800 metros cuadrados. Tiene jardín... Es impresionante. Además está en una zona preciosa de la ciudad, porque tenemos la suerte de que el casco antiguo está muy bien conservado, no como el de Badajoz.