El deporte cacereño pierde a la AD Sagrada Cena

Manuel Rey abandona el proyecto tras 11 años de actividad y no ha encontrado a nadie que tome el testigo

C. M. C.CÁCERES.
Plantilla de la AD Sagrada Cena en Regional Preferente de la temporada 2008-09. ::                             HOY/
Plantilla de la AD Sagrada Cena en Regional Preferente de la temporada 2008-09. :: HOY

La familia del deporte cacereño dice adiós a una de sus referencias durante la última década. Después de once años de actividad ininterrumpida, la Asociación Deportiva Sagrada Cena desaparece, y con ella varios equipos que tenían a su buque insignia en la Regional Preferente de fútbol.

No se trata de un caso de falta de recursos por culpa de la crisis o de ausencia de apoyo institucional, sino de circunstancias familiares que han llevado al valedor de este proyecto, el hostelero cacereño Manuel Rey, a tomar la dolorosa decisión de echar el cierre a una institución que en sus momentos de mayor actividad llegó a tener a más de 150 deportistas integrados en sus diversos equipos, tanto de fútbol masculino y femenino como de baloncesto.

Manuel Rey no ha encontrado a nadie que tome el testigo que se ve obligado ahora a abandonar. «He intentado que se hiciera cargo alguien de la cofradía, y también algún tipo de colaboración con pueblos de alrededor, pero nadie está dispuesto», afirmaba ayer con una expresión de tristeza en el rostro.

No es para menos. Con la desaparición de la AD Sagrada Cena se vienen abajo once años de dedicación al mundo del deporte amater y de base, una tarea que a Manuel Rey le ha costado todo el escaso tiempo libre que le dejaba su negocio de hostelería, la cafetería Cáceres de la Plaza Mayor, y también dinero. Porque aunque se trate de deporte aficionado, una entidad de este tipo tiene gastos que no se cubren ni mucho menos con la subvención municipal que cada año recibe del Ayuntamiento. Ese es seguramente uno de los principales motivos por los que nadie se ha presentado voluntario para continuar con la labor de Manuel Rey, y es que cada vez queda menos gente dispuesta a perder dinero por sacar adelante este tipo de proyectos. «Yo he llegado a tener en mi establecimiento alojados y comiendo a cuatro chavales argentinos, y todo eso cuesta, « recuerda.

No ha sido ni mucho menos una decisión fácil para Manuel Rey. «Me da mucha, mucha pena, pero es algo que tenía que hacer por circunstancias personales», afirma. Además, asegura que ya no hay vuelta atrás, que se trata de una decisión meditada y definitiva, y no de un cese temporal de la actividad.

La noticia no ha caído de sopetón entre los integrantes de los distintos equipos. «Ya a mediados de la pasada temporada avisamos a la gente de que no íbamos a seguir», señala Rey, cuyas gestiones en localidades como Alcuéscar y Casar de Cáceres también han caído en saco roto.

La AD Sagrada Cena es otra más de las entidades deportivas con equipo en categoría Regional que desaparecen en Cáceres en los últimos años. Ya paso antes con Las 300, que vendió su licencia federativa, o el Veracruz, que se retiró de la competición la pasada temporada por problemas económicos. Hace algo más de tiempo le ocurrió algo parecido al San Francisco.

A Manuel Rey le queda el orgullo de haber jugado un papel importante durante los últimos años en el deporte de base cacereño. «Siempre hemos trabajado con gente joven y hemos dado muchas oportunidad es a los juveniles, y tengo que decir además que somos seguramente el equipo que mejor fútbol ha hecho en Preferente en estos últimos años», afirma. Sin embargo, las mayores satisfacciones se las ha dado el equipo femenino. «Son quizás las que más han reconocido el esfuerzo y el sacrificio que hemos dejado en esta asociación».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos