Los contadores de luz de la provincia se sustituirán por otros 'inteligentes'

La primera etapa prevé instalar más de mil nuevos lectores en Badajoz antes de final de año

ANTONIO GILGADO AGILGADO@HOY.ESBADAJOZ.
Los antiguos contadores de electricidad serán sustituidos por modernos aparatos. ::                             HOY/
Los antiguos contadores de electricidad serán sustituidos por modernos aparatos. :: HOY

La visita periódica del técnico al contador de la luz pasará pronto a la historia. La culpa la tiene un real decreto del año 2007 que obliga a la reconversión digital y a la telegestión de todos los lectores españoles antes de 2018. Las compañías eléctricas tienen las miras puestas en el cambio y han empezado a hacer los deberes.

La suministradora que opera en Badajoz, Sevillana-Endesa, da su pistoletazo de salida al final de verano. En septiembre llegarán a la capital pacense los primeros telecontadores para sustituir a los actuales.

La compañía tiene previsto instalar más de mil modelos digitales antes de final de año y completar la primera etapa de esta larga carrera.

El barrido se irá completando según los códigos postales de la ciudad, aunque aún no se conoce la zona por la que iniciará la reconversión. También hay que tener en cuenta la capacidad de producción de Enel, empresa fabricante del nuevo contador, ya que el lector no se encuentra en el mercado y el modelo debe llegar a todos los abonados de Endesa.

Sí parece claro el final del proceso. Las previsiones que manejan en la suministradora sitúan el final del proceso en 2015, tres años antes del límite establecido por el Ministerio de Industria.

En lo que a prestaciones se refiriere, el lector que llegará a los hogares llevará incorporado un modem que permitirá mandar a un ordenador central los datos que recoge a través de la red. De esta manera se acaba con la lectura in situ del gasto energético.

Al conocer el consumo de forma casi instantánea, el cliente va a poder seleccionar la tarifa que más le interese en función de sus necesidades energéticas y planificar el consumo. Eso le permitirá ahorrar a partir de la información que obtiene.

No sólo se ahorra tiempo en la lectura, también se eliminan los trámites para modificar la potencia en el hogar. Hasta ahora, para pasar de una tarifa a otra era necesario que un técnico de la compañía modificara el contador, pero en un futuro, este cambio se programa desde el ordenador central. Lo mismo ocurrirá con la reconexión, las altas o las bajas.

Desde Endesa aseguran que la instalación del nuevo contador se realizará sin molestias para los clientes y de un modo sencillo ya que no precisa obras. Tampoco supondrá un gasto extra. La compañía asegura que, a pesar del cambio, el alquiler que pagan los abonados no va a variar.

Para ordenar el tráfico de información, la compañía colocará en todos sus centros de transformación de baja tensión un sistema denominado 'concentrador', que gestionará los contadores de forma remota utilizando un protocolo de comunicaciones PLC (Powerline Communications). «La encriptación y autentificación de los datos garantiza al 100% la seguridad del cliente y de la información que circulará a través de la red», confirman desde la suministradora.

El sistema de medición que ahora llega a Badajoz se inició en 2007, cuando se realizaron las primeras pruebas piloto con 12.000 clientes abonados a Endesa en Andalucía y Cataluña.

Las nuevas tecnologías llegan, por fin, a la medición del consumo de la luz. El paso adelante en este terreno es una vieja reivindicación de asociaciones de consumidores, clientes y administración, que más de una vez han puesto en duda la fiabilidad de los contadores y demandan, desde hace años, una red inteligente que beneficie tanto a los usuarios como al sistema eléctrico. Con la telegestión, los operadores en la red eléctrica tienen información fiable y constante sobre las puntas de demanda, un dato que facilita la toma de decisiones de cara a la explotación y permite evitar sobrecargas.