Diego Nieto gana el concurso 'Imagina Extremadura 2030'

El joven almendralejense propone utilizar la semilla de la uva como aislante térmico

GLORIA CASARES
Nieto, a la izquierda, ya participó en un premio nacional. ::                             G. C./
Nieto, a la izquierda, ya participó en un premio nacional. :: G. C.

Alguien se puede imaginar que en el año 2030 Extremadura será una región muy desarrollada energéticamente y un ejemplo de sostenibilidad gracias a la utilización de la uva, por un lado, para producir biomasa y, por otro, para aprovechar la pepita como material aislante mezclado con el mortero, siendo sustituta de la arena.

Pues sí, lo ha hecho un joven almendralejense, Diego Nieto, que ha elaborado un trabajo con el que ha conseguido ganar el concurso regional de 'Imagina Extremadura en 2030', organizado por el Gabinete de Iniciativa Joven.

A los jóvenes extremeños se les pidió que imaginaran cómo le gustaría que fuera nuestra región dentro de veinte años. Diego se puso a pensar en lo que más a mano tenía, en la uva, que tan familiar le es, después de que casi se haya criado en una bodega, pues su padre es un conocido empresario bodeguero. A Diego le dio por pensar que la uva podía ser el futuro de Extremadura, no sólo con la biomasa, sino con una idea totalmente original como es aprovechar la semilla de la uva para fabricar revestimientos de fachadas, aislantes térmicos o incluso ladrillos si se mineraliza.

Todo ello lo plasmó en un trabajo denominado 'Extremadura, centro mundial de explotación del orujo', donde se recogen sus ideas en una página de periódico, precisamente del diario HOY, un buen día del año 2030, en el que se recuerda que hacía veinte años, es decir, en nuestros días, había comenzado la explosión económica de la región, gracias a la uva.