Cúriga premia con el Caballo de Atila a las obras de la carretera a Calera de León

RAFAEL MOLINA

Ecologistas en Acción en la comarca de Tentudía y Monesterio acaba de conceder los premios Atila 2010, con el objetivo de distinguir y denunciar a aquellas personas, entidades o proyectos que más hayan destacado por su contribución a la destrucción del medio ambiente en esta comarca. Estos galardones tienen dos categorías, Atila y Caballo de Atila, en modalidades comarcal y local.

El colectivo ha otorgado su premio Atila 2010 en Tentudía al Ayuntamiento de Fuente de Cantos, «por la construcción de un campo de fútbol de césped natural, teniendo la alternativa del artificial, malgastando el agua en una comarca que sufre periodos cíclicos de sequía». El premio Caballo de Atila se lo llevan las obras de construcción de la carretera de Calera de León a Monesterio, según esta asociación, «por llevarse por delante cerca de 1.000 encinas centenarias, inutilizando un pilar histórico a las afueras de Calera de León».

En el plano local, el Atila es para «los responsables de la construcción del camino El Real de la Jara - El Culebrín, por cortar más de cien encinas centenarias». El Caballo de Atila, para el nuevo Hotel Leo, «por vertidos de aguas residuales en el río Culebrín y el corte de un camino público».

Además, Cúriga otorga dos accésits, en la modalidad de tontería, «a la guardería del Romeral por intentar cerrar los pasos por caminos y accesos públicos»; y para la mayor chapuza, al Ministerio de Fomento, «porque tres años después de la apertura de la autovía de la Plata mantiene cortado el paso peatonal del Camino de Santiago y Vía Pecuaria en la zona del Culebrín».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos