Mérida albergará en 2011 el Centro Regional de Parkinson

Comienzan los trabajos de construcción en una parcela cedida por el Consistorio en las traseras del colegio salesiano

JUAN SORIANOMÉRIDA.
Mérida albergará en 2011 el Centro Regional de Parkinson

Extremadura contará el próximo año con un centro de atención a los enfermos de Parkinson, que se construirá en Mérida. Estas dependencias, de las que ayer se puso la primera piedra en una parcela cedida por el Consistorio emeritense, prestarán servicio a los más de 5.200 afectados en la región.

El centro, situado en las traseras del colegio salesiano, contará con una superficie de unos 13.000 metros cuadrados. El complejo cuenta con una zona de Rehabilitación Integral, donde se atenderá de manera especializada y multidisciplinar a los enfermos de Parkinson; una zona con viviendas adosadas para ingresos y atención sociosanitaria para ingresos temporales de agudos; y otra zona residencial. También dispondrá de centro de día y centro de noche.

Asimismo, las instalaciones constarán de áreas de administración, fisioterapia, terapia ocupacional y terapia en logopedia, consultas de neurología y geriatría, salas de enfermería y auxiliares, de neuropsicología y de musicoterapia, así como zonas de aseos y vestuarios y de investigación, un salón de usos múltiples, biblioteca, videoteca y hemeroteca.

La primera fase, que arrancó ayer, abarcará la construcción de la zona de Rehabilitación Integral, el 'corazón' del complejo. Las empresas Covalpa y Trespafer se encargarán de los trabajos, que cuentan con un presupuesto de más de 3 millones de euros, de los que el Ministerio de Sanidad aporta 500.000 euros. El plazo de ejecución es hasta final de año, con lo que se espera que a lo largo del próximo ejercicio pueda empezar a prestar servicio.

En estas dependencias el centro ofrecerá terapias de rehabilitación integral y estimulación que se presenten como recursos complementarios a los tratamientos farmacológicos, con el fin de mejorar la calidad de vida de los enfermos y sus familias y ralentizar el avance de la enfermedad.

El centro no se limitará a la atención al Parkinson, sino que también atenderá otras patologías neurodegenerativas.

Primera piedra

El acto de colocación de la primera piedra contó con la presencia de Francisco Moza, secretario general de Política Social del Ministerio de Sanidad, quien resaltó la implicación de la sociedad civil en estos proyectos. En este caso, lidera la actuación la Asociación de Parkinson de Extremadura, cuya presidenta, Eulalia Garrido, destacó que el centro «va a mejorar la calidad de vida tanto de los afectados como de cuidadores y familiares».

El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, recalcó que en momentos de crisis es necesario priorizar las actuaciones a llevar a cabo. Y, en el caso de la atención a la dependencia, puede generar empleo además de prestar servicios sociosanitarios.

El alcalde emeritense, Ángel Calle, subrayó que este tipo de proyectos hacen de Mérida «una ciudad de referencia», como ocurrirá con el centro de neurorrehabilitación que se levantará en Nueva Ciudad.

Fotos

Vídeos