Los 'boxes' del peregrino

Ankay Bike ofrece asistencia mecánica para las 'bicis' de los peregrinos que realizan el camino de la Vía de la Plata

RAFAEL MOLINAMONESTERIO.
Los 'boxes' del peregrino

En estos tiempos que corren hay que ser más que avispado para sacar a flote cualquier tipo de negocio. Agudizando el ingenio y ante la previsión de que alrededor de 10.000 peregrinos puedan transitar a lo largo de este año Jacobeo por la milenaria Vía de la Plata, -en torno a un 30 por ciento de ellos en bicicleta-, Antonio Calderón, gerente de la tienda de bicicletas Ankay Bike, acaba de poner en marcha un servicio único en los más de 1.000 kilómetros del camino mozárabe que separan Sevilla de Santiago de Compostela.

Se trata de solucionar el problema de quien se ve obligado a retrasar su ruta, por la avería de su bicicleta en el tramo comprendido entre las localidades de Almadén de la Plata y Fuente de Cantos, alrededor de 50 kilómetros de camino, que desde hace aproximadamente un mes cuenta con la grúa del 'bicigrino' ; un servicio técnico especializado, que en menos de una hora se desplaza hasta el lugar en el que el peregrino se haya quedado tirado y le soluciona el problema al precio de 20 euros el desplazamiento.

Como si de la asistencia en viaje de cualquier turismo se tratara, el propio Antonio, o Pedro, el mecánico de la empresa, acuden a cualquier hora del día, los siete días de la semana, al lugar en el que se ha producido la avería para socorrer al ciclista. Las averías más comunes son las relacionadas con el sistema de tracción, cadena, piñón o plato, desperfectos que hasta la puesta en marcha de este original servicio técnico dejaban en la cuneta durante un par de días al peregrino, ya que hasta la apertura de este establecimiento no existía ninguna tienda de repuestos especializada entre las ciudades de Sevilla y Zafra. Si a esto añadimos el inconveniente de avisar a un taxi que recoja al peregrino, su bicicleta y su equipaje, y tener esperar a la reparación, este nuevo servicio está más que justificado, y comienza a gozar de todo tipo de alabanzas y reconocimientos en los principales foros de peregrinos.

Buena respuesta

Para poner en marcha esta insólita prestación era necesaria y fundamental su difusión. Una breve reseña en un par de páginas web dedicadas al camino de Santiago por la Vía de la Plata y algunos carteles, en inglés y español, colgados estratégicamente en los albergues de la zona han sido más que suficientes. El resultado, más de una decena de servicios en el primer mes de vida de la grúa del 'bicigrino' y el agradecimiento plasmado en un libro de visitas que la tienda ha puesto a disposición de los peregrinos, que se muestran, primero muy sorprendidos, explica Antonio Calderón. «Hasta que no nos ven llegar con la furgoneta no se lo creen»; y después, más que agradecidos «por la rápida solución a su problema».

Tal es así, «que en más de una ocasión, tan satisfechos por el trato recibido, y al comprobar que se trataba de una avería importante, y por tanto cara, no han dudado en llevarse una bici nueva».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos