La universidad que no es ninguna fábrica de jóvenes parados

La directora de la UNED destaca la labor formativa en el 15 aniversario de la llegada de la UNED a Plasencia

A.S.O.PLASENCIA.
La universidad que no es ninguna fábrica de jóvenes parados

La directora del centro de Plasencia, Consuelo Boticario, considera que esta institución académica «no es una fábrica parados» porque sus alumnos tienen el estímulo que exige hoy el Plan Bolonia en el sentido de unir trabajo y estudio.

Lo ha dicho con motivo de los actos de celebración de una jornada de puertas abiertas en la que se hizo balance de la labor académica desarrollada por esta sede desde que inició su andadura en el curso académico 1995-1996.

Ante un auditorio formado por alumnos del IES 'Virgen del Puerto', informa Efe, Boticario UNED recalcó que la universidad a distancia hace compatible el trabajo, la vida familiar y el estudio y puso de manifiesto que no fabrica parados porque sus alumnos saben tener ese estímulo que exige Bolonia para unir trabajo y estudio.

Por su parte, la concejala de Turismo de Plasencia y alumna del centro de la UNED, Raquel Puertas, ha animado a los estudiantes a que formen parte de la más alta institución académica como es la universidad.

El centro de Plasencia actualmente imparte todas las carreras que ofrece la UNED, en las que están matriculados cerca de 1.200 alumnos. Éste inició su andadura a partir del curso 95/96. En el año 2000, pasa a formar parte de la Red Básica de Centros Asociados de la UNED.

Desde sus comienzos el objetivo principal ha sido hacer de él un foco dinamizador de la actividad cultural de la zona. En la actualidad, crece en número de alumnos, profesores y carreras que abarcan la totalidad de las impartidas por nuestra Universidad.

De él dependen las extensiones de Navalmoral, Coria, Cáceres y Trujillo. Garantizar la igualdad de oportunidades es uno de los objetivos explícitos de esta universidad. De hecho, la UNED ha posibilitado el acceso a los estudios superiores a personas que no habrían podido conseguirlo por razones de renta, por su lugar de residencia o por cualquier otra dificultad.

Han sido más de 10.000 los alumnos que han pasado por el centro, cerca de 400 han finalizado sus estudios en el de Plasencia, 64 de ellos en el último curso universitario. Además, han sido más de 4.000 los que han complementado su formación con cursos de Extensión Universitaria, informa su directora Consuelo Boticario.

EL centro cuenta con un completo equipamiento formado por dos Aulas AVIP, biblioteca, secretaría, 17 aulas, fonoteca y videoteca, salas de usos múltiples, de exámenes, laboratorios de idiomas , de psicología, física, química, dos aulas de informática, salas de medios audiovisuales, de videoconferencia, centro de orientación, información y empleo o un centro de idiomas a distancia (inglés, y árabe).

Todas estas instalaciones han estado abiertas y han podido ser visitadas pro el público con motivo de la celebración de una jornada de puertas abiertas del centro.

La formación académica la complementa la UNED con la Escuela de Práctica Jurídica, aprobada en Junta de Gobierno de 28 de febrero de 2001. Está dirigida a completar la preparación de profesionales de la abogacía y está homologada por el Consejo General de la Abogacía Española desde 2003.

Asimismo, el centro de Plasencia es uno de los que ha puesto en marcha el programa la Uned-Senior dirigido a personas mayores de 55 años, con independencia de la formación académica que posean, interesadas en enriquecer sus conocimientos.

Para estudiar en la Uned se exige a los alumnos tener aprobadas as pruebas de selectividad, las de acceso para mayores de 25 años o estar matriculado en otra universidad. Para los estudios de Grado, únicamente deben solicitar admisión los estudiantes que opten por trasladar ese expediente académico a la UNED. Además de la Escuela de Práctica Jurídica Plasencia es una de las primeras sedes UNED con un programa formativo dirigido a mayores de 55 años.