Loca por el circo y por los niños

La incansable Teresa Rabal recala en Extremadura con su circo dentro de su gira por España

RAÚL HABADON BENITO.
Loca por el circo y por los niños

La actriz y cantante Teresa Rabal se encuentra de gira por Extremadura con 'El Circo de Teresa'. El periplo de este espectáculo comenzó en Murcia. Ya ha estado en Mérida, ahora está visitando Cáceres y próximamente recalará en Don Benito antes de dirigirse rumbo a Andalucía.

Se trata de un espectáculo en el que además de las canciones de la propia Teresa hay números de malabares, equilibristas, payasos y acróbatas. Nada de animales en vivo. Teresa Rabal estima que deben vivir en su medio habitual y no en cautividad, por lo que opta por sustituirlos por animales de peluche.

Con esta iniciativa, Teresa Rabal ha aparcado durante unos meses su dedicación total a la Fundación Veo Veo, dedicada, entre otros objetivos, al impulso de jóvenes artistas. Este circo obtuvo en las décadas de los 80 y los 90 un éxito fundamental en la vida de Teresa, que ahora ha decidido retomarlo.

Hablar de Teresa Rabal es hablar no solo de la reina de los niños, sino de una de las artistas más completas y polifacéticas de España. Huelga decir que su árbol genealógico está repleto de artistas, desde su padre, el inolvidable Paco Rabal, hasta sus hijos Luis, compositor; y María, pintora, escritora y directora de cine.

Gracias a sus padres, conoció a grandes de la cultura como Picasso, Buñuel, Dalí o Rafael Alberti. Debutó en el cine a los 9 años, en una película hoy considerada por la comunidad europea del cine como la obra cumbre española del siglo. Se trata de 'Viridiana', de Luis Buñuel.

A los 14 años debutó en teatro, en la compañía de Carlos Larrañaga y María Luisa Merlo. A este inicio le suceden papeles en obras teatrales de clásicos como Lope de Vega y Fernando de Rojas, o más contemporáneos como Mihura o Fernando Fernán Gómez. Intervino hasta en 26 películas, desde la reseñada 'Viridiana' hasta 'Loca por el circo', con guión y música de su marido, Eduardo Rodrigo. También en 'El alcalde de Zalamea', con huella extremeña, junto a su propio padre y a Fernán Gómez.

Se alejó del cine español cuando éste dio un giro hacia la violencia y el sexo y optó por la época dorada de los dramáticos en televisión, interpretando obras de Víctor Hugo, Tolstoi y Pérez Galdós, entre otros.

Tras contraer matrimonio con el cantante y compositor Eduardo Rodrigo, a partir de los años 80 dio un giro radical a sus preferencias artísticas adentrándose en el mundo de los niños. Son inolvidables sus canciones infantiles (todas ellas compuestas por Rodrigo), y grabó 24 álbumes entre 1980 y 1995. Títulos como 'Veo Veo', 'De oca a oca' y 'Me pongo de pie' forman parte de la banda sonora infantil no solamente de España, sino de muchos otros países.

De intérprete dio el salto posteriormente a la realización, producción y dirección de programas televisivos como 'Bravo bravísimo' y 'Los Premios Veo Veo'. Toda esta trayectoria le ha valido multitud de premios y reconocimientos, así como el respaldo del público en la consecución de liderazgos de audiencias televisivas.

A la vez, esta artista continúa cosechando éxitos sin parar con sus canciones infantiles, especialmente en Europa central. Cuatro millones de copias se han vendido ya de su 'Veo, veo'. Además no ha parado de evolucionar y sus portales de Internet son visitados por millones de internautas.

Ahora, Teresa Rabal vuelve a demostrar que, como en el título de aquella película suya, está 'Loca por el circo'. A la Reina de los Niños vuelve a picarle el gusanillo de las carpas y las pistas, así como el contacto directo y cercano con el público. La gran admirada por varias generaciones de chiquillos se baja a la arena con todo el ánimo y las ganas demostrando su raza de artista.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos